610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

10 de febrero de 2022
Lo que no se dice…

VEDA.- Con el arranque de la veda electoral que se deriva de la consulta por la revocación del mandato se ratifican que los pasos que se han adelantado, nos llevan en dirección al sistema autocrático instaurado con la llegada de la cuarta transformación al poder en México, donde se privilegia el asistencialismo y se desdeña el progreso.

PROBLEMAS.- La dinámica de toda una nación está cambiando para dar cumplimiento a un capricho presidencial. La consulta pública a la población por la revocación o no del mandato del presidente Lopez se ha elevado a grado de elección pese a distar de ser un proceso democrático y acercarse más a la definición de farsa.

RESTRICCIONES.- Andrés Manuel Lopez Obrador no tiene contrincante, no es una elección, no existe un vencimiento de periodo, se trata del mecanismo de control que está instaurando a mitad de su sexenio que después activara con el presidente que lo sustituya. Si  en estos momentos fueran las elecciones es casi seguro que sería de estirpe Morenista porque la oposición esta desmantelada.

ABUSO.- El capricho de AMLO ha metido en una sintonía perniciosa a la sociedad. Algunos estados como Chihuahua modificaron hace seis años sus tiempos electorales para empatarlos con los federales y evitar con ello gastos y desgaste social con procesos electorales cada año.

FALLO.- Cuando se había logrado igualar esos tiempos, llegó la ocurrencia de revocación del mandato, se metió con calzador, no había condiciones económicas ni sociales para que se diera. Los amagos del presidente secundados por los diputados llegaron al punto de pretender enjuiciar a los consejeros del INE tan solo porque no pensaban como AMLO.

RIESGOS.- Los riesgos del totalitarismo en el país son reales, las muestras se dan a cada paso. El presidente ha ejercido en toda la extensión de la palabra, el poder para imponer.

Botica Guadalupe.gif

CIUDADANOS.- Este 4 de febrero empezó el camino que terminara el día 10 de abril con la farsa llamada consulta, como tal debe ser tomada, como una manipulación, los ciudadanos consientes deben definir entre ser bailarines de esa fiesta o ignorarla, esto último sería lo más sano.

REVES.- Si se le puede decir que no al presidente y su popularidad  de las encuestas, ya tuvo un revés silencioso, la ocurrencia de llevar a consulta si se enjuicia o no a los ex presidentes no obtuvo la respuesta ciudadana que se esperaba para ser vinculante, fue un ¡no me interesa! De los ciudadanos y ello es el antídoto que mata el avance lopezobradorista, así, ignorarlo y no seguirle el juego.

ASISTENCIA.- Cada asistente a las urnas validara el proceso aun y cuando otorgue una decisión que no sea en favor del presidente, aceptara que AMLO debe seguir imponiendo por encima de las leyes de este país.

INGRATO.- Es ingrato constatar cómo algunos adultos mayores cuando reciben el apoyo adelantado de los programas sociales del gobierno federal, se les amaga, requiriéndolos para que vayan a votar, porque de no hacerlo ese recurso no lo recibirán más.

JUEGO.- Se trata de un juego perversos de manufactura priista y ejecutado magistralmente por los mal llamados servidores de la nación. Lucrar con la ignorancia y buena fe de los adultos mayores es casi tan repudiable, como quien pretende legitimar un gobierno repartiendo papas y frijoles para luego escaparatear esa necesidad de su pueblo en las vitrinas de la capital del estado para comprar indulgencias en la opinión pública.

BAJO.- El nivel de la política ha tocado fondo, los amagos y promesas son asimilables cuando de explotar la pobreza se trata, sin duda, una condición repudiable.

IMPLICACIONES.- Todo esto y mucho más implica asistir a las urnas a validar una decisión que hace tres años se asumió ante el hartazgo de los gobiernos del PRI y PAN y que a tres años de distancia poco o nada ha cambiado, se siguen vendiendo resultados inexistentes, impresentables como la persecución discursivas e imaginarias contra los neoliberales, de los cuales no ha metido a uno solo a la cárcel. Hacer justicia los desnudaría, se quedarían sin  nada que ofrecer, las villanías de su manufactura no tendrían más escudo y trascenderían aún más los actos de corrupción e incongruencia que el señor presidente tolera con su silencio y disimulo.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe