top of page

Lo que no se dice...

11 de julio de 2023
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

BATA. - Otra vez problemas en el hospital general de Parral, en esa “virtuosa institución”, donde ¡lo último que importa son los pacientes! Ignorados, a la deriva son condenados a su suerte, permea el total menosprecio a la salud, con acciones que atentan contra la vida seguro borraron de su memoria el juramento hipocrático, porque es obvio, que la vocación ¡se jubiló!

ACCIONES. - Desde hace tres días estalló otro problema, este es más el serio de los últimos tiempos, se suma al anterior de las fallas en el sistema del clima del nosocomio, ahora se llegó a la suspensión de las actividades en el quirófano, ¡no hay condiciones para operarlo!

MANTENIMIENTO. – La seguridad de su operación es regida por la norma oficial mexicana, pero falleció, es letra muerta. Las medidas preventivas y correctivas, ¡también tienen un abandono permanente! Esto ya se veía venir, era una premonición que llegó más temprano que tarde, ¡el hospital no aguanta más, agoniza, esta corroído por la gangrena del abandono oficial y la cancerosa entrega de un bien público a los intereses criminales de un sindicato mafioso, condenando al desahucio con el menosprecio a los pacientes y sus padecimientos carnales.

REALIDAD. - Los datos son desgarradoramente irritantes; las máquinas de anestesia no tienen mantenimiento desde hace mas de un año y medio, ahí están las bitácoras, el fabricante no ha sido fondeado para poder realizar esa tarea. ¡el que tenga otros informes que lance la primera aclaración!

ELECTRICIDAD. - Los respaldos para enfrentar las fallas en el suministro eléctrico también están mal ¡y por las mismas causas! El mal es sistémico, no funciona, entrar al quirófano o realizar cualquier procedimiento para preservar la salud sucumbe ante un apagón, se puede decir que significa la diferencia entre la vida y la muerte para el paciente.

HILO. - Sin duda, la física mantiene sus reglas universales; “el hilo siempre se revienta por lo más delgado” y esta es el área sensible de los quirófanos, de manera unilateral, los encargados de la anestesia decidieron no correr mas riesgos profesionales y tampoco exponer a los pacientes hasta en tanto no existan las condiciones mínimas de operación.

RESPONSABLE. - Sin duda una decisión responsable con consecuencias irresponsables. Desde hace tres días se colapsó la atención medica en lo referente a los procedimientos, atrás de cada paciente hay una historia y una familia en permanente angustia, ¡ahora están peor! ¡a la deriva! Por si no tuvieran suficiente ahora se les agrega esta dosis adicional de incertidumbre a su padecimiento, ¡es inhumano lo que está sucediendo!

POLITICO. - En esto, como en todo, hay la carga de política, obvio, los conflictos sindicales han llegado hasta este punto. Los anestesiólogos entregaron un documento a la dirección de la institución, se trata prácticamente de una prescripción médica que pretende sanar los problemas operativos. Aquí sobresale la exagerada tolerancia a los excesos sindicales, la complacencia de la mafia de la bata blanca y la condena de los pacientes que no recuperan su salud, es una trilogía que se ha tornado en un círculo vicioso.

DIFICIL. - ¿Dónde esta la conciencia política de los que gobiernan? ¿Dónde queda el compromiso profesional de quienes ejercen la medicina? ¿En qué parte se decidió que los recursos públicos de la salud se dieran como una ofrenda que honra a un cacique sindical caduco y su banda? ¡chin…, en donde se les olvidaron los pacientes que son la razón de esa enviciada burocracia hospitalaria!

Telcel e Instituto

NEGOCIACION. - Ahora solo hay que esperar que el “sesudo” y burdo método de solución aplicado para resolver las fallas en el sistema de clima hospitalario, se ejerza también en los quirófanos.

SESUDA. - La propuesta está inspirada en lo absurdo, quizá en el chiste que describe la simplicidad de las soluciones superficiales, cuando se sugiere que la mejor manera de solucionar una falla en un vehículo y acallar los ruidos de advertencia de colapso en el motor o cualquier otra parte, es ¡subir el volumen del estéreo!

OMISION. - La omisión no corrige el problema. La incompetencia medica ejercida desde la dirección del hospital, entregó en ofrenda al sindicato; una hora de descanso para los “abnegados” burócratas de la salud, en compensación por las fallas del clima del hospital. ¡absurdo y lo que le sigue!  Con eso, ¿las maquinas vuelven a operar? ¿los trabajadores dejan de sentir el agobio del calor? ¿Quién cubre esa hora de descarga? Con el costo económico que se derrama por la suplencia de esa hora, ¿no se resuelve el problema del clima? ¡Que mediocridad! Desnuda sin defensa la incapacidad de quien dirige y de quien defiende los intereses gremiales, ayuntados en perversos intereses de ocasión.

CONFABULACION. - Sin embargo, la confabulación entre administradores y sindicato, es cosa de ellos y sus representados, al fin ambos no son la esencia de un hospital, si acaso un mal necesario. Los pacientes, los enfermos, son el deber ser de una unidad médica, pero han sido olvidados, se le ha dejado a la deriva, en una ofensa de lesa humanidad, digna de múltiples quejas a los derechos humanos.

SOLUCION. - Mientras que los trabajadores de la salud, son compensados con una hora menos de trabajo y permitiéndoles meter aparatos de aire, los pacientes siguen en restricción permanente, condenados a una incomodidad adicional a la de su ya de por si penosa estancia.

QUEJA. - ¿alguien ha pensado en los derechos del paciente? Aquí seria digno parafrasear a Andrés Manuel, no el presidente, ¡el opositor que era bien intencionado!, ¡al diablo con sus acuerdos perniciosos y corruptos! La única forma de que un hospital este bien, no es complaciendo a un líder sindical electo a hurtadillas, tampoco asignando políticamente a los directivos en turno, tasando los puestos en calcas y votantes promovidos ¡la eficiencia hospitalaria se mide en la salud, en el respeto a los derechos del paciente!

IRONIA. - La ironía ofende, mientras que a ningún trabajador le falta un solo día de su pago de la quincena, a unos metros de él esta quien motiva que reciba ese recurso, la imagen contrasta, ¡al paciente le falta todo! Desde la carencia de medicamentos, estudios, ¡atención médica y mínimo nivel de confort! En qué parte se les olvidaron los pacientes; ¡En la desmemoria del burócrata tirano y cruel que ante una carente vocación de servicio legitima su estancia administrativa reverenciando al cínico mafioso sindical que lucra con el dolor ajeno?

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page