610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

15 de junio de 2022
Lo que no se dice...

VULNERABLES. - Crisis permanente en el hospital general de Parral, pero en esta semana se tocó fondo, el colmo, ¡no cargaron gas para operar la cocina, lavandería y ni para calentar el agua para las labores de salud!

SALUD. - Los vulnerables siguen siendo los mismos, lo son ahora y lo fueron en el pasado, para ellos solo cambian los discursos donde la danza de los millones hace albergar las esperanzas de un cambio que no llegara. Son los que blindan las elecciones de presidentes, gobernadores, diputados, pero todos los usan solo de escalón. Hoy en el gobierno de la cuarta transformación, ¡están peor que nunca!

CRISIS. - la situación en el hospital general de Parral va de mal en peor, ¡no hay nada! En el mejor de los casos solo voluntad de servicio del personal que si está comprometido con la atención al derechohabiente.

DATO. - Al hospital de esta ciudad llegan lesionados y enfermos provenientes de toda la región, por igual arriban ricos, clase media y pobres, pero, los que no faltan son estos últimos, los que menos tienen, ¡a los que siempre les hace falta algo!

MAL.- La crisis de las medicinas venia desde con Cesar Duarte. Al arribo de Javier Corral se había agravado el problema en grado super lativo, dijeron que se pondría remedio al problema, porque todo se lo había llevado el antecesor, pero solo eso hicieron, decir, cuando el verbo era ¡hacer!

HONESTO. – Cuando termino el quinquenio del “honesto” Corral el hospital ya había migrado de nivel, paso de estar mal a peor. Actualmente está operando con una mano adelante y otra atrás, sin recursos, recreando a la perfección y por nota, la canción de la “bartola”. ¡le envían los dos pesos para el gasto, además el telejono y la luz! Solo que ahora no completo para el gas.

NADA. – Si bien es cierto el dinero cada vez alcanza para menos, cuando se recorta, da para menos. Si se le agrega que hay una mala administración, entonces se describe en un cuadro como el que tiene ahora el hospital general de Parral, otrora orgullo de la región sur, hoy vergüenza del sistema de salud.

CAMBIO. - El último movimiento que hizo el director de salud en el estado fue un cambio en la titularidad de la dirección. Iluso, creyó tener la fórmula mágica de la solución con el simple ¡quítate tu para ponerme yo!  pero, había ahora sabe que hay que invertirle dinero, cambiar administradores, auditar la huella del dinero y la operación médica, todo lo que no han hecho, las mafias siguieron, cambiaron solo las caras, pero las mañas y las malas prácticas se conservan.

Botica Guadalupe.gif

RENGLON. - Los mensajes de ayuda son de un SOS, el barco se está hundiendo. Los médicos tienen que poner la cara de vergüenza, no es negligencia la mala atención, es falta de recursos, algunos hasta llegan a poner de su bolsa, pero ni donando todo el sueldo les alcanza. Los familiares de los enfermos están ahí porque no tienen otra opción, el peor blindaje es no tener ¡ni un quinto en la bolsa!

RELEVO. - Cuando se dio el relevo en la dirección del hospital general de Parral, las condiciones de infraestructura eran malas, las fotografías así lo revelaron, con el cambio en la dirección las condiciones, debemos aceptar sin regateos que cambiaron, ¡ahora están peor que antes! Siguieron su avance franco del deterioro, no es culpa del director, ¡es falta de recursos!

COLMO. – Ayer, el colmo fue que se acabó el gas, el combustible lo están suministrando en el día a día, con la ventaja de que con la temporada de calor no se ocupa tanto para mantener el clima interno, pero si para otras labores esenciales.

RECURSO. - La denuncia va dura y a la cabeza. No se pudo operar la lavandería, área esencial del mantenimiento que mantiene la asepsia hospitalaria, esencial para un nosocomio. Tampoco hubo para operar la cocina de donde se provee de alimentos a los pacientes, el agua caliente ¡es un mito en el hospital!

BRUJULA. - Los anuncios millonarios de inversión para mejorar la atención hospitalaria en esta administración albergó la esperanza de un cambio. Los días han pasado y la duda acaba con la paciencia ¿Los anuncios fueron solo mentiras que adornaron un discurso o alguien administra mal el dinero de los enfermos? El que esté libre de culpa que alguien salga a la sala de espera a darle una explicación a los familiares de los enfermos, que son los que están sacando la peor parte.

HUMANIDAD. - No es un acto de política, se trata de una acción humanitaria, ¡urge una solución a la operación del hospital! Hay cientos de miles potenciales derechohabientes que esperan encontrar el bienestar más allá de los anuncios publicitarios de la cuarta transformación.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe