top of page

Lo que no se dice...

18 de octubre de 2022
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

HOSPITAL. - Mal y de malas las condiciones de operación del hospital general. Las deficiencias salen a la luz pública y también la patética situación donde el servicio público esta cooptado por los servidores públicos que utilizan los medios a su alcance para su uso y beneficio.

CRISIS. - Las condiciones del hospital por mucho no son buenas, ni siquiera pasables. Cuando cambia el personal que la dirige la crisis sigue, no hay recursos y el personal integra mafias; de la bata blanca, del sindicato y de recursos humanos.

TIERRA. – Aquello se convierte en la tierra del ¡no pasa nada! Aunque pase, ¡no pasa nada! Lo que está en juego es la vida de las personas y las actitudes muestran un total menosprecio para la integridad de los usuarios.

COVID. - Por fortuna la pandemia está pasando, sin embargo, en pleno contagios, la sala COVID era prácticamente la ante sala de la muerte. Eran pocos los que Vivian para contarla, sobre todo después de estar en el área de cuidados intensivos, ¿y qué se hizo? ¡nada!

FALTA. - La falta de medicamento en el sistema de salud data de la época de Duarte, se prolongó con Javier Corral y sigue en la administración de Maru Campos y ¿qué pasa? ¡nada!

PERSONAL. - Los manejos erróneos de la política de personal llevan a integrar en la plantilla a compadres, familiares y aquellos que son compromisos sindicales o económicos, en eso nunca hay crisis, siempre hay algún lugar listo para atender no las necesidades del paciente, ¡si la de la burocracia! Desafortunadamente no todos los que ingresan al servicio tienen la vocación y tarde o temprano tardan por delatar sus verdaderas intenciones.

CRISIS. - Hace una semana se empezó a correr la voz de una nueva crisis de reactivos químicos y materiales, en el hospital, el laboratorio estaba desarticulado, un mensaje del encargado de esa área fue más que explicitó; hay que trabajar como podamos.

SITUACION. - Los trabajadores que sí están comprometidos con su responsabilidad buscaban soluciones más allá del hospital y para ese hacían compromisos, saben que no habrá suministro de material porque la crisis es estatal, según se justificaba en el mensaje.

REALIDAD. - Esta realidad se personificó este fin de semana en un caso, un hombre que sufrió un accidente, fue llevado al hospital con fracturas, pero se le negó el servicio, porque en el hospital general, ¡no atienden fracturas!

SELECTIVO. - Se trata entonces de un hospital selectivo, actúa por el tipo de lesiones, clasifican cuales si pueden y cuales no atenderán. En el fondo la realidad atiende a la falta de especialistas, pero, los familiares exigieron el servicio, en respuesta es aplicaron el cansancio, los hicieron esperar y luego le dieron entrada.

DOCTORES. - Los exámenes de rayos X confirmaron que había fractura, pero no eran todas las lesiones, el examen mas importante era una tomografía, la que se haría, pero se detuvo y se suspendió atendiendo una simple y subjetiva regla de ¡pesos y medidas!

Telcel e Instituto

PACIENTE. - Para que se practique ese examen, el paciente debe pesar menos de cien kilos, si se excede, ¡no recibirá el servicio! El paciente justificó y mostró que no llegaba al peso limite y le dieron el aval.

ENFERMERA. - Pero ¡increíble! Una enfermera detuvo el estudio, por encima del dictamen médico, para su criterio, el hombre sobrepasaba los cien kilos. La preocupación del peso no tenía una relación medica que ella cuidara para preservarle la salud, tampoco de protección a la máquina.

CALCULO. - Con su ojo de cálculo ¡a buen cubero! el hombre de la tomografía pesaba mas de eso y ¡no importaba lo que dijera la báscula! E impuso una condicionante vil; si se hacia el citado estudio al paciente, ¡entonces se le debería hacer practicar también a un familiar que estaba hospitalizado y por sobrepasar el límite se le negó!

AFECTADOS. - Al final la historia termina como muchas otras, pagando hospitales privados para preservar la vida, quienes se encargan de dar salud, se han convertido en verdugos erigidos como burócratas de escritorio, dictadores del servicio médico.

QUEJA. - Hoy la queja por el abuso del caso se ventila en dos vertientes; en la parte oficial del hospital, donde nunca pasa nada, porque la mafia del sindicato, recursos humanos y parte oficial, tienen sus propios sistemas d protección y la otra es ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

REACCION. - Es un caso emblemático de lo que está ocurriendo en el servicio público de salud. Los recursos para la atención a la población abierta se quedan para reyezuelos de la burocracia, tiranos del servicio, quienes, primero se sirven para sus intereses y de lo que queda, ¡con suerte le tocara algo al derechohabiente!

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page