top of page

Lo que no se dice...

4 de noviembre de 2022
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

SECRETO. - Hasta ahora no se sabe si Luis Medina, el recaudador de rentas de Jiménez se atrevió a tirar basura en el rio o algo similar o cual fue el factor para que el alcalde de ese municipio, Marco Chávez, lo sancionara con su muy particular código municipal que sentencia ¡con una chinga! a los infractores del aseo urbano y por lo que se escuchó allá por la Levinton, el empleado estatal, verbalmente recibió esa sentencia de la autoridad municipal.

ASUNTO. - Desde esos días, en Jiménez se ventila, en lo bajo, el tema de las diferencias políticas existentes entre el presidente municipal y el recaudador de rentas, tuvieron un primer acercamiento pugilístico para dirimirlas, dicho en otras palabras ¡la sangre ya llego al rio!

PLEITO. - Se trata de un pleito, auspiciado, sin querer queriendo, por el titular de desarrollo rural del estado, Arturo Zubia ex alcalde de Camargo y actualmente funcionario estatal.

HISTORIA. - Semanas atrás, cuando Zubia, en su calidad de titular de desarrollo rural hizo una gira por el municipio de Jiménez para la entrega de apoyos se dieron los hechos. El ex presidente de Camargo se mantiene en acción política permanente, ni que descartarlo para la diputación en el 2024.

LUISITO. - Luis Medina lo sabe y auspicia la causa, por eso, el recaudador de rentas le organizó una reunión, por aquello de ir calentando motores, la cita era con un círculo cercano de la gente de campo, el evento se situó en un rancho de la salida a Torreón, cerca de la maquila Levinton.

GRATOS. - Se trataba de una reunión entre panistas, gente de campo, esas eran las delimitaciones y filtros, por tanto, era un círculo cerrado y era difícil que llegara alguien más que no reuniera ambas condiciones, incluyendo el alcalde, pero ¡si llego y no fue solo! lo acompañó el titular de desarollo rural municipal.

AGUA. - Arturo Zubia era el invitado de honor a la reunión, por ello extendió el combite al munícipe, quizá por aquello de guardar las formas e ir tendiendo puentes por lo que se pueda ofrecer más adelante, sin embargo, el invitador se hizo ojos de hormiga, ¡no asistió! Solo encamino al alcalde y el resto, es la historia que se cuenta.

DIFERENCIAS. - Como diría Maru, con las diferencias entre el recaudador de rentas Luis Medina y el presidente Marco Chávez, era indudable ¡que habría tiro!

RECLAMOS. - El alcalde y el recaudador, tras un rato de convivencia aderezada por las bebidas espirituosas empezaron a refrescar la garganta y también la memoria, ¡viejos rencores surgieron! Las conductas se relejaron, las palabras fluyeron y el reto a liarse a golpes fue directo.

VERSION. - Dicen y aseguran los pocos testigos que el recaudador aun así trato de eludir el reto, haciéndole saber al presidente que no era el lugar ni las condiciones, no se trataba de temor, simplemente de guardar las formas.

MEDIACION. - Sin embargo, como ¡al jefe no se le Rabasa ni por la derecha y tampoco se le deja solo en esos asuntos, menos cuando aun le faltan dos años para concluir el mandato! Salto al ruedo un espontaneo, haciendo las veces de lugarteniente del alcalde, el titular de desarrollo rural municipal asumió el pleito ajeno como propio.

ACCION. - El recaudador de rentas y el subalterno del alcalde definieron las diferencias propias y ajenas por la vía de los golpes y aruños, perdieron la compostura y la vergüenza. Olvidaron el cargo cuando arrastraron en el piso el nombramiento y el apellido.

Telcel e Instituto

MARCO. - El presidente municipal Chávez intento hacer una alianza pleitista de facto y en medio del pleito pretendio intervenir, no para separar, si para inclinar la balanza en favor de uno de los gladiadores, su empleado, pero, el priista Mancillas, ex candidato a alcalde que perdió con Marco y actualmente encargado de desarrollo rural estatal de esa región, lo impidió, lo contuvo para evitar que aquello se hiciera aun mas grande de lo que ya era.

REGAÑADOS. - El saldo de la trifulca es de dos políticos a los que les comieron la lengua, enmudecieron el tema, en tanto que un subalterno quedó con escoriaciones y golpes. Algo es seguro, después de esto, ¡la política en Jiménez no se ha cubierto de gloria!

ANTECEDENTES. - Este asunto podría comprenderse más si se aclara que el alcalde Marco Chávez es un panista en el exilio coyuntural de su partido. Su primera vez como presidente lo hizo bajo las siglas de Acción Nacional, después con nueva alianza, su cercanía con Corral en la pasada gestión fue tal, que apoyo el trabajo sucio del ex gobernador e hizo intentos por bloquear a Maru Campos en la campaña. En el 2021 quiso regresar al PAN para ser su candidato a la presidencia, pero no lo aceptaron, el resto es historia.

DIFERENCIAS. - Por esos tiempos, Luis Medina, el ahora recaudador de rentas, era el presidente del PAN en ese municipio y desde ese pulpito había hecho lo impensable, pidió la expulsión de Javier Corral del PAN, él fue también el coordinador de la campaña de la hoy gobernadora en ese municipio y vio de frente el agravio del bloqueo en campaña.

GANAS. - Obvio, ¡hay tiro! ambos tienen la pólvora a flor de piel, las diferencias se han acrecentado durante este tiempo en el ejercicio público, solo era necesario que hubiera un “factor gatillo” y ese lo propuso sin saberlo Arturo Zubia, al reunirlos y salir huyendo, dos o tres sopladas al vidrio ámbar y al bote de aluminio bastaron para que ¡aflorara el fuego! Y… la historia está contada, ¡el tiro sigue cantado! Porque esto aún no termina.

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page