top of page
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

15 de noviembre de 2021
Lo que no se dice...
Botica Guadalupe.gif

DEUDA. - La permanente deuda pendiente de la autoridad municipal con la población de Parral, es y sigue siendo la inseguridad. El nuevo director no da con bola y lo mismo son los delincuentes grandes u organizados que los pequeños, nadie detiene los robos de camionetas y negocios.

GUARDADOS. - El propietario de una camioneta de cuatro puertas, pick-up la mantiene guardada desde hace más de un mes, desde que se enteró que los delincuentes andan “bajando” a los propietarios de las mismas ya no ha querido correr el riesgo de disfrutar lo que consiguió con su esfuerzo.

HISTORIAS. - Entre las historias de los hurtos a camionetas no solamente se incluye la muy sonada del general en retiro, también hay otros casos, entre el que se detalla  de la desaparición de una de las unidades cuando estaba en el estacionamiento de un reconocido centro comercial. A plena luz del día bajaron a la familia, mientras el padre de familia compraba.

LESION. - Ni que decir de la agresión que sufrió un empresario cuando se le intento quitar su camioneta en las afueras de su negocio, es otra de las historias que se agregan al rosario de quejas en las que la autoridad prefiere no hablar y eso aumenta la especulación.

DEUDA. - A Rubén Arcadio Ávila Mireles le está quedando grande el puesto de Director de Seguridad, los resultados no se le están dando. Si bien es cierto esta situación de inseguridad venía desde sus antecesores, en su periodo se ha agudizado, es obvio que no está haciendo lo suficiente para frenarlos.

PROYECTO. - El curriculum y el plan de trabajo que en su momento presento a los regidores, hoy se le revierte y lo acusa. La presentación de su andar de vida solo fue un trámite.

BOCA. - El tema de la inseguridad en la ciudad ha llegado a una condición nunca vista. La desproporción de la seguridad que puede ofrecer el gobierno –los tres órdenes- en relación a la actividad delincuencial es mínima.

DEUDA. - Esa deuda en materia de seguridad la heredó el presidente municipal Cesar Peña y a dos meses de haber tomado posesión de su encargo, este rubro se ha convertido en su talón de Aquiles.

HURTOS. - En los últimos días los rateros, que lo mismo son parte de la delincuencia organizada o de ocasión, mantienen asolada la comunidad, la más reciente fechoría es la desaparición de dos camionetas en una noche.

ENCARGO. - Han surgido en torno a la desaparición de camionetas de características muy similares, robos a mano armada o desaparición de los domicilios, se trata de acumular cierto número de vehículos por los delincuentes y han elegido que deben ser aportados  –involuntariamente- por la comunidad local.

INCAPACIDAD. - La incapacidad de la Dirección de Seguridad Publica se manifiesta en tono de complicidad cuando, pese a lo recurrente de los robos nunca aparecen, ningún delincuente ha sido sorprendido en los recorridos. Entran y salen de la ciudad los vehículos robados sin mayor problema.

DELINCUENCIA. - Y si en el tema de la aparente delincuencia organizada, el nuevo director de seguridad publica Rubén Arcadio Ávila no ha sido capaz de orquestar un esquema de protección efectivo a la población, en asuntos menores, tampoco.

ROBOS. - Los negocios siguen sufriendo los embates de los robos. Los amantes de lo ajeno entran y salen de los negocios como si fuera su propia casa, se sienten seguros.

SILENCIO. - El director de seguridad pública, no ha dicho esta boca es mía, si lo hace, seguramente será para justificarse, es comprensible que mejor opte por nadar de muertito, nadie va contra su propio interés.

APUESTA. - Los representantes de los comercios también han derrochado silencio. La cámara de comercio, suele mantener una linealidad en torno al municipio, pareciera que su titular no quisiera incomodar a las autoridades, primero con Lozoya y ahora con Cesar.

DOS. - El caso de Héctor Díaz no es diferente, se trata de otro grupo de comerciantes organizados. Hace un año les alcanzo para manifestarse en favor de la no apertura de los estacionometros, porque les afectaba, pero sobre todo por mandato del dueño de la tiendita municipal. Hoy los robos parecen no incomodarles y si les afecta, pues no dicen nada.

INTERES. - Bien dicen que nadie va en contra de su propio interés, Héctor Díaz recibió la respectiva compensación de sus servicios ante el grupo independiente, es parte de la camarilla municipal, desde ahí no se ven los problemas igual, obvio que nadie va en contra de su propio interés.

yiyos y alvidrez
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpeg
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpeg
bottom of page