top of page

Naturam Subiecit Aliis

25 de octubre de 2022
Irvin Omaet Alemán Hernández

Irvin Omaet Alemán Hernández

La naturaleza somete a otros, ese es lema de la Facultad de Ingeniería de La Universidad Autónoma de Chihuahua, mi alma máter. Cuando recién entré a la carrera, este lema me parecía impresionante. Hace referencia a las aparentemente indomables fuerzas de la naturaleza, que someten a los demás, pero no a los ingenieros, a aquellos cuyo trabajo es subyugar a las fuerzas de la naturaleza en beneficio de la humanidad. Hace un par de meses tuve mi examen profesional y titulación. Y me sorprendió sobremanera que, cuando mis sinodales leían el lema de la facultad, este no sólo ya no me impresionaba como antaño lo hizo, sino que todo lo contrario. Ahora cuando pienso en que el ser humano pretende someter a la naturaleza, independientemente de las intenciones por las que esto suceda, me parece algo banal, algo soberbio ¿cómo pretende el ser humano someter a la madre naturaleza? Dos días después de mi titulación, cuando me dirigía a mi trabajo por la avenida Industrias en la ciudad de Chihuahua, me di cuenta de que por mucho que el ser humano lo intente, jamás ha logrado ni logrará ese cometido, las avenidas inundadas de la ciudad debido “a las lluvias” me demostraron que la ingeniería tiene limitantes, que iluso el ser humano al pensar que por poner planchas de concreto sobre la Tierra ya la ha dominado. Y las inundaciones en las ciudades son la menor de las pruebas de que esto es falso, el estancamiento de la ciudad de México, los huracanes debidos al cambio climático, tantos efectos que vemos día con día en las noticias nos demuestran día con día que NO podemos domar a la naturaleza. El ser humano estuvo milenios sometido a las fuerzas incomprensibles del caos, hasta que en un punto hace unos cinco mil años creyó haberlas dominado. Iluso, jamás se ha puesto a pensar que quizá la condición humana pueda trascender a esta falsa dicotomía y trabajar realmente en ello. Bueno y ¿Qué propongo entonces? No pretendo cambiar el lema de mi facultad de buenas a primeras por uno de mi autoría ni nada por el estilo, no soy así de osado y prepotente. Lo que sí propongo es que como cultura dejemos de pretender ser dioses, que la subyugación se convierta en cooperación, que la naturaleza deje de ser un medio para alcanzar un fin en todos los aspectos, que la naturaleza por sí misma sea un fin de vez en cuando y comencemos a pensar en que su bienestar, a largo plazo, es también nuestro bienestar, aunque involucre una ligera incomodidad pasajera. Sé que las pequeñas acciones como bañarse en menos de 10 minutos no pesan tanto como lo hacen las multinacionales que se acaban el agua y envenenan nuestros suelos, no pienso caer en ese falso discurso ambientalista de que si todos nos bañamos con 3 litros de agua vamos a salvar al mundo. Pero ¿y si hubieran pequeñas acciones que pesaran más juntas que la suma de todas ellas? Como por ejemplo dejar de consumir a esas empresas que se acaban nuestra agua, quizá si suficientes personas dejáramos de hacerlo podríamos ocasionar un impacto en nuestra colonia, ciudad o incluso estado. Sé que dejar la cerveza y la soda suena a locura pero ¿a poco es mejor continuar con estos vicios que salvar el agua que de todas formas vamos a necesitar? Ustedes deben decidir si vale o no la pena.

yiyos y alvidrez

La Expresión Continúa...

la Primera Sala amparó a Jesús Manuel Esparza Flores

Sota, Caballo y Rey

Sota, Caballo y Rey

Necesitamos concentrarnos como sociedad.

Sota, Caballo y Rey,

Sota, Caballo y Rey,

Catorceavo aniversario

DICHO POR ROCHA

DICHO POR ROCHA

Política de equipos, con dedicisiones de causas

Erik Jurado

Erik Jurado
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page