610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Pleito entre Gerardo Bonilla y Fechac va a tribunales

22 de septiembre de 2022
Cañonazos

Cañonazos

Columna de análisis político de Ciudad Juárez

Pleito entre Gerardo Bonilla y Fechac va a tribunales 

Morena pone pausa a la militarización 

Buen agarre jurídico se va a dar en los tribunales entre el empresario constructor Gerardo Bonilla, propietario de la constructora BCH, y los directivos de la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac) por la controversia legal derivada del contrato de construcción del Banco de Alimentos de Ciudad Juárez.

En días pasados el abogado Max Haff, representante legal de Fechac promovió un juicio oral mercantil para demandar a la persona moral de BCH, el pago de seis millones de pesos por supuesto incumplimiento de contrato de construcción de un edificio que albergaría al Banco de Alimentos.

Por su parte la defensa de la parte demandada interpondrá una contrademanda a Fechac por supuesta deuda de 10 millones de pesos por la obra de construcción del edificio en comento, el cual se encuentra ubicado en la avenida Miguel de la Madrid 8715 y se preveía estuviera concluido en noviembre de 2016. A la fecha no está concluido.  

Bonilla tiene como término legal para contestar la demanda de juicio mercantil el próximo martes, pero según nos enteramos, contrademandará una deuda de 10 millones de pesos argumentando que todo el procedimiento del contrato fue incumplido y mal hecho por parte de la Fundación del Empresariado Chihuahuense. 

Según nos aseguran los directivos de Fechac violaron la Ley de Obra Pública del Estado de Chihuahua porque utilizaron recursos públicos para construir una obra y cuya propiedad será de la propia Fundación. 

Además, no realizaron el respectivo finiquito con el contratista para obtener saldos; según nos afirmaron no pueden reclamar el pago de seis millones de pesos si no han finiquitado la obra para obtener saldos de deudas y activos. 

En este asunto se presume el desvío de recursos públicos de parte de los directivos de Fechac, porque tomaron dinero para construir un inmueble que ellos mismos administrarían como asociación civil.

Indebidamente los de la Fundación sacaron a la constructora BCH de la obra y nunca concluyeron el contrato; le dieron entrada a otra empresa constructora para que concluya la obra que inició Bonilla. 

Así que el pleito legal será una pelea de campeones y de pronóstico reservado a la cual aquí en Cañonazos, estaremos atentos. 

**

El morbo de los detractores de Andrés Manuel López Obrador estará hoy a mil revoluciones esperando la reacción del presidente, después de la pausa que le puso el propio grupo parlamentario de Morena en el Senado a la votación de la reforma para ampliar hasta 2028 la presencia de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública.

Desde el atril mañanero con escudo nacional al frente y junto a la bandera nacional el jefe de estado, fiel a su estilo, seguramente despotricará una vez más y ahora justificando en la derrota con todo tipo de calificativos en contra de los senadores de la oposición que se oponen a la militarización. 

Cuando todo aparentemente marchaba sobre rieles y cuando Morena sentía que tenía los votos suficientes para lograr la mayoría calificada para ganar la reforma de las Fuerzas Armadas, ¡zas! se dieron cuenta que no les alcanzaban los votos para lograr el objetivo; no les quedó otra que retirar el dictamen para regresarlo a comisiones y modificar el proyecto.

Por ahora de nada valió la traición del PRI del diputado Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, ni la presión ejercida desde palacio para comprar votos a punta de cañonazos de billetes, de promesas de candidaturas y otros beneficios. Morena echó toda la carne al asador, pero finalmente los números no les dieron. Fracasaron en este intento. 

Todavía ayer el principal operador político de palacio nacional, el secretario de gobernación Adán Augusto López, se entrevistaba con algunos senadores de la oposición un hotel cercano al Senado, allá en Reforma de la Ciudad de México, tratando de comprar votos. 

Los morenos no quisieron arriesgarse a votar el proyecto de dictamen porque de haberlo hecho la iniciativa ya no se discutiría en este periodo constitucional y tendrían que esperar hasta el 2023 en plena antesala de la elección de 2024.

Así que ahora tendrán que recurrir a sus buenos oficios parlamentarios para armonizar con la oposición y modificar el proyecto de reforma a las Fuerzas Armadas.

El grupo parlamentario de Morena la tenía muy difícil, de hecho, por lo menos, tres de sus senadores no estaban de acuerdo con el dictamen de las comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos.

Además, no encontraron la mayoría calificada por otros factores como el vacío del que fueron víctimas los senadores morenistas comandados por Ricardo Monreal en días pasados por parte de los altos mandos del ejército en la reunión previa del Senado. 

A lo anterior súmele que el país vive ya una sucesión presidencial adelantada y eso a los operadores parlamentarios les dificulta alcanzar consensos para construir una reforma constitucional, porque todas las decisiones de los grupos partidistas representados en el Senado toman decisiones políticas electorales. 

Ayer la bancada de Morena se enfrascó en una discusión sin salida y se encontraron con la realidad de una oposición que se mantuvo firme, tal y como ocurrió aquel día de la resurrección en la Cámara de Diputados cuando rechazaron la reforma energética del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien seguramente hoy no lo calienta ni el sol. 

**

La Expresión Continúa...

Animales políticos

Sota, Caballo y Rey

Sota, Caballo y Rey

El cártel de los sapos, que sirvió, sin condiciones al gobierno anterior

Sota, Caballo y Rey

Sota, Caballo y Rey

Vejez actualizada

DICHO POR ROCHA

DICHO POR ROCHA

El Arte de la Política

Jesús Daniel Carbajal

Jesús Daniel Carbajal
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe