top of page

Sobre libros e ignorancia de políticos.

17 de agosto de 2023
Erik Jurado

Erik Jurado

Editorialistas Libres de Parral

Indiscutiblemente el gobierno de AMLO es un desastre. Aun y cuando su vaga idea de nación se pudiera justificar desde diferentes perspectivas, cada acción resulta una catástrofe. Sobre el tema de los libros de texto, a todas luces se cometieron muchos errores, no solo en los libros sino en las formas de migrarlos a la realidad. La emisión de libros de texto para educación básica es todo un arte, pues es importante entender que serán los acompañantes de los más jóvenes de esta nación y no solo es un evento pedagógico, también lo es un evento político. Aquí se habla de las ideas y valores que tendrán los mexicanos de próximas generaciones en su pensamiento.

La educación es una de las actividades más importantes del Estado y en las que obviamente todos, en un sistema democrático debemos estar involucrados. El procedimiento para el diseño de los textos fue oscuro, tanto que aun es secreto y lo será por cinco años más. Y la socialización con los diferentes actores deficiente y abrupta. Incluso algunos gobernadores se han negado a su distribución, también un acto de oscurantismo.

Hay además en este marco problemático una pobre comprensión también sobre la educación moderna, pues no se ha entendido que las ideologías no se pueden transmitir ya mediante ejercicios cerrados y unívocos, el mundo nos invita a tener un pensamiento científico y filosófico, apertura y discusión, al menos desde el gobierno. Ese es un punto que le fallo al gobierno federal pues evidentemente en sus libros trató de aleccionar ideológicamente sobre eventos sensibles del país, muy recientes, pero con una carga o un sesgo muy notorio, cosa que obviamente toca las fibras de las cupulas de poder. Ahí residen algunos de los problemas del contexto de esos libros.

Pero lo que ha quedado evidente es que nuestros gobernantes de nada conocen fuera de la política y las campañas, pues, así como fue desastrosa esa emisión de libros, fueron las respuestas de otros actores políticos. Por ejemplo, aquí en Chihuahua se tomó la decisión de no entregar los libros y censurarlos, un acto bastante medieval. Pero la salida al problema o su resolución fue aún más desastrosa, pues se confirió al ciudadano la carga de la solución y se está convocando a una donación masiva, como si no existieran alternativas a los libros, y si el estado tiene otra propuesta también debería hacerse cargo.

Como si no existieran otras formas en las que el mismo gobierno se hiciera responsable de su pírrica decisión.

Honestamente quien lee, sabe que a veces se leen textos que puede ser analizados de manera critica y de los que aprender como un acto de negación o repudio, leí “mi lucha” de Adolf Hittler y aun no mato ningún judío. Los libros pudieron servir hasta de mal ejemplo si se tiene un buen maestro en el aula, pero ahí el centro medular de muchos de los problemas de educación, mucha política poca pericia técnica y cultura.

Este problema nacional viene a exigirnos meditar sobre los mecanismos que estamos utilizando para educar y como los gobiernos han despreciado la educación a tal grado, que ellos mismos generan sus propios demonios.

yiyos y alvidrez

La Expresión Continúa...

la Primera Sala amparó a Jesús Manuel Esparza Flores

Sota, Caballo y Rey

Sota, Caballo y Rey

Necesitamos concentrarnos como sociedad.

Sota, Caballo y Rey,

Sota, Caballo y Rey,

Catorceavo aniversario

DICHO POR ROCHA

DICHO POR ROCHA

Política de equipos, con dedicisiones de causas

Erik Jurado

Erik Jurado
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page