610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

15 de diciembre de 2021
Lo que no se dice…

CIERRE.- El cierre de las escuelas de educación básica a las clases presenciales, es el indicativo más evidente de que algo no bueno  está sucediendo silenciosamente. Es una señal de alerta, donde vale la pena analizar qué hay detrás de esa decisión, la medida es apenas la punta del iceberg que encierre una problemática de falta de atención, recursos y sensibilización.


ESCUELAS.- El cierre de las escuelas de educación básica clausurando las clases presenciales, ocurre tres meses después de que por decreto se inició el proceso de retorno a la normalidad. Era previsible un escenario así, no había condiciones que soportaran la medida, tarde o temprano término por alcanzarnos.


VULNERABLES.- Los grupos con un mayor nivel de vulnerabilidad, se anticipaba, la tienen los que no han recibido la dosis de vacuna y aquellos que tienen un bilógico que no se ha corroborado su efectividad, como el que se suministró a los maestros.


PROTECCION.- El nivel de protección de la vacuna no se conoce. El gobierno de México la limita a seis meses, la más breve dentro de los biológicos que ofrece, en tanto que Estados Unidos no la acepta como válida para ingresar a su territorio.


PANICO.- Ante la incertidumbre de esta efectividad, centenas de trabajadores de la educación pretendieron recibir una dosis de vacuna nueva, en la nueva oferta del gobierno mexicano para los rezagados, solo a los primeros se les permitió, los otros fueron rechazados.


DETERMINACION.- Por si esta combinación no fuera lo suficientemente riesgosa para la propagación de contagios, se agrega a esa predisposición que el nivel básico fue el único sector de la educación que fue obligado al retorno presencial.


ADVERTENCIA.- El gobierno federal no puede argumentar desconocimiento de los riesgos que ello implicaba, se pondero la presión social por encima de los estudios de riesgo hecho por grupos de especialistas en la materia, como el colegio de pediatras del estado de Chihuahua quienes reprobaron la medida gubernamental.


CONTRADICCION.- Se trata de una contradicción del sistema, mientras que los niéveles superiores de educación seguían sin asistir a clases presenciales, pese a tener un blindaje del biológico, tanto maestros como alumnos tuvieron acceso a ser inoculados, pero aun así, la prevención se mantuvo, suspendiendo las clases presenciales.


CIERRE.- Los contagios en las escuelas de nivel básico ocurrían continuamente. Las medidas de prevención fueron reducidas primero se cerraba la escuelas, después solo del grupo donde se presentaba el caso y no incluía a los docentes, se trataba de una solución a medias.

Botica Guadalupe.gif

CIERRE.- Tan solo en la escuela normal de Parral, un grupo de prácticamente del séptimo semestre tuvo que ser aislado. Los contagios impidieron que acudieran a las escuelas de primaria donde hacían sus prácticas.


OLA.- En esta semana el sistema educativo del estado de Chihuahua se decidió a asumir una sana distancia. No habrá clases presenciales desde una semana antes de vacacione y por lo menos otra después del retorno. La medida parece ser apenas la punta del iceberg, donde abajo hay una problemática silenciosa que no son buenas noticias para nadie.


INDICADORES.- De acuerdo con los indicadores de la secretaria de salud, el relajamiento de las medidas sanitarias provoco el aumento de contagios y el retorno al semáforo amarillo con un serio amago de llegar al naranja.


HOSPITALES.- Los niveles de internamiento en los hospitales, sin llegar a la saturación de los primeros meses del año, tienden a subir hasta en un 100 por ciento en relación a los niveles observados  hace un par de meses.


CONTAGIOS.- En el interior del hospital del IMSS, se tiene una problemática similar. Un brote de contagios entre el gremio médico adscrito a la clínica local es una consecuencia de ello. Varios galenos que luchan en la primera línea de batalla han tenido que ser enviados a casa en espera de que se recuperen. No son ajenos a lo que sucede en la comunidad.


MEJORES.- Las historias en ese hospital no son buenas. Las carencias son lo cotidiano, pero no son los peores, el extremo lo ocupan los nosocomios adscritos al estado, viven la maldición del INSABI, están en los peores momentos de la historia. No se tiene lo mínimo para atender las emergencias, prácticamente son nosocomios semi privados. Los pacientes en su mayoría de escasos recursos, tienen que procurar medicamentos y lo que haga falta para su atención.


DEFINICION.- Mención aparte merece el área covid del hospital general de Parral. No se tiene lo mínimo para preservar una vida, el índice de letalidad en esa área supera por mucho el promedio que hay en otros del estado, cifras extraoficiales las sitúan por encima del 60 por ciento.


SERIO.- No se trata de alarmar en el tema de los contagios de COVID, pero tampoco tapar el sol con un dedo. Los niveles de propagación de la enfermedad van en serio y ocurren en medio de las festividades navideñas, donde las reuniones pululan, se multiplican. El gobierno nuevamente no está preparado para enfrentar una nueva crisis, no hay recursos.


EDUCACION.- Por eso, cuando las autoridades estatales decidieron que las clases presenciales quedaban suspendidas, fue el indicativo de que las expectativas no son halagüeñas. Las expectativas juegan en contra tanto en los niveles de contagio como en la escasa capacidad económica para responder ante una emergencia que ya está tocando a las puertas.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe