610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Reportaje Especial:

16 e noviembre 2021

En riesgo de caer la estatua monumental de Francisco Villa

Los improvisados basamentos tienen fallas y deterioro después de 5 años de indefinición. 
 

Tres gobiernos estatales no han podido definir el destino final de la obra.

WhatsApp Image 2021-11-15 at 11.25_edite

En riesgo de caer la estatua monumental de Villa. La improvisación de los basamentos hechos para su armado, son de madera y concreto, están deteriorados ante el paso del tiempo, las barras de metal que la soportan no están ancladas al piso, es el saldo a cinco de su entrega oficial y aun no hay destino final para el centauro del norte.

Las indefiniciones políticas no han señalado el sitio final donde debe estar la estatua ecuestre más grande del mundo del general Francisco Villa, sin embargo, las estructuras hechas para el armado parecen no esperar y cobran la factura, empiezan a desmoronarse.

Fue en julio del 2016 cuando la estatua se terminó de armar en las inmediaciones de la plaza Juárez, justo a unos metros del sitio donde fue inmolado el centauro del norte el 20 de julio de 1923.

A dos años de cumplirse el centenario del magnicidio, la estatua más grande del mundo que se ha erigido en honor del controversial personaje revolucionario, aun no tiene un sitio final, la espera de más de cinco años, no ha sido suficiente. La administración de María Eugenia Campos será la tercera que tenga la definición de que pasara con la estatua.

Se trata de una estructura metálica de 14 metros que fue construida con 30 toneladas de bronce. El proyecto original marcaba su instalación sobre una base de 10 metros de altura por doce de largo. El basamento se hizo durante el periodo de gobierno de Cesar Duarte Jacques y este año fue derrumbada.    

La efigie no se colocó en ese sitio tras la restricción impuesta por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. La escultura entonces fue dejada en exhibición “temporal” en el mismo sitio donde fue armada; a un costado de la plaza Juárez.

Cada una de las patas del caballo fueron descansadas sobre pequeñas vigas de madera las que fueron encerradas en un cuadro de cemento que les dio solides temporal, pero, la combinación del tiempo y el peso las han hecho ceder.

Un ingeniero especialista en resistencia de materiales de construcción aceptó evaluar el lugar con la condición de no revelar su identidad señala en su dictamen que el deterioro del concreto testifica los estragos del tiempo y la mala calidad de los materiales,  se colocó el cemento alrededor de los trozos de madera para apoyo mientras se definía la asignación inmediata.

Algunas partes del cemento ya se han desprendido y los polines de madera, que es originalmente donde se descansaron las patas del caballo ya empiezan a ceder ante el tonelaje que los ha compactado y creo un desnivel.

El daño no es oculto, salta a la vista. La improvisación lleva ya más de cinco años y no existe todavía para cuando se señale el destino final.

WhatsApp Image 2021-11-15 at 11.25.47 PM (1).jpeg

El riesgo de que pueda caer la estatua es real. Otro de los soportes de la estatua son un par de barras metálicas que aunque de buen grosor que en la parte de arriba apuntalan en la carabina del general para quedar sobre el firme de cemento, compensando el desequilibrio  que genera el cuarto delantero del cuaco que está en el aire. Estas vigas no fueron ancladas al piso y tampoco “ahogadas” en el concreto, no están sujetas con tornillos ni pernos, porque fueron proyectadas solo para el armado de la estructura.

Se trata de un andamiaje temporal, ese no era el fin, la madera, el cemento y las barras de metal fueron visualizadas solo como un apoyo mientras se armaba la obra de la escultora Lourdes Treviso, sin embargo, el tiempo ha pasado y no hay fecha para su reubicación y tampoco se conoce el destino final de la misma.

La responsabilidad de la ubicación de esta escultura le corresponde al gobierno estatal, sin embargo, en el sexenio de Cesar Duarte que fue cuando se hizo, el INAH impidió que se colocara en ese sitio, donde se había destinado un basamento exprofeso para ello, el cual tenía una altura que rebasaba los limites tolerados por las condiciones técnicas que exige la conservación del patrimonio de la zona. Este año fue destruida esa edificación como parte de los trabajos de reconstrucción de la casa Arras, derruida también durante el periodo de gobierno de Cesar Duarte.

En la administración de Alfredo Lozoya, durante los cinco años del ejercicio siempre prometió que lo reubicaría, en especial en los meses de julio, en el marco de las jornadas villistas. Una de las propuestas contemplaba el parque de la estación, sin embargo nunca se concretó.

WhatsApp Image 2021-11-15 at 11.14.12 PM (3).jpeg

Existe una disputa entre los lineamientos del INAH en torno a su no permanencia en el lugar y algunos grupos villistas que insisten se quede en ese sitio. Esta confrontación de intereses combinado con la indefinición que ha mantenido el gobierno estatal y municipal para asumir una decisión ha generado que la improvisada colocación del monumento se mantenga en ese estatus.

Cabe mencionar que protección civil del municipio hasta ahora no ha hecho una restricción al sitio, el cual es el segundo mi visitado por los turistas que llegan a esta ciudad. Centenares de visitantes acuden atraídos por el tamaño de la estructura y las dimensiones de la indefinición administrativa de su asignación a un sitio definitivo.          

WhatsApp Image 2021-11-15 at 11.14.12 PM (4).jpeg
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe