610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Crónica:

22 de Febrero 2021

Invade Plaga Asfáltica la Carretera a Chihuahua

Del 38 al 80; cincuenta y dos Kilómetros de Baches Agudos. 

Es la estrujante Aventura de Viajar a la Capital.

WhatsApp Image 2021-02-21 at 12.55.07 4.

Aparecen cientos de baches en la carretera a Chihuahua; ¡han salido pese a la falta de humedad! Aun no es primavera y hay una parcela de casi 50 kilómetros, con brotes y florecimientos de esa plaga asfáltica. Algunos especímenes superan ¡los 30 centímetros de diámetro! A lo lejos se ve un tupido de pecas negras sobre la aclarada superficie de rodamiento; es la huella de los camineros de la SCT en su incipiente esfuerzo por tapar los hoyos de ese tramo hibrido, cuya morfología solo puede ser atribuida a la insana cruza de un lavadero y una lija. 

Las malas condiciones en la carretera corta a Chihuahua se acentúan más en un tramo de casi 50 kilómetros, es casi la cuarta parte de la travesía. El placebo del bacheo aparece, pero, su epidérmica acción apenas alcanza para disimular un poco la molestia de los automovilistas, prevalece aun el mal sobre el bien; hoyos e irregularidad en el rodamiento de la áspera carpeta.

No ha llovido, se mantiene la sequía, pero los baches renacieron ¡como cada año!  Puntuales, antes de que inicie la primavera los primeros brotes de esta plaga se han hecho evidentes, ¡imposible no darse cuenta! ¿es el milagro de la emulsión asfáltica? O la fecha de caducidad de los trabajos por los que cada temporada se pagan millones. A diferencia de otros años, en este no hay humedad a quien culpar.  

¡igual, el problema sigue siendo el mismo!

¿El estiaje acaso también se ha convertido en otro depredador de la carpeta asfáltica?, ¿erosión del pavimento?

En el tramo de Parral a Chihuahua, entre el kilómetro 38 y el 80, en cada extremo, se da un ingrato recibimiento a los conductores de ambos carriles, pero la penitencia es mayor para los que se dirigen a la capital.

El vehículo empieza a vibrar, como si sufriera un súbito ataque de San Vito, ¡se trata de un prolongado reductor de velocidad! Se percibe por todos los sentidos; El roce del neumático con la superficie reclama un tacto rasposo, luego se escucha la suspensión que emite un estremecimiento de esos que duelen en el bolsillo, al tiempo se interrumpe la conversación y hasta las bocinas se distorsionan,

¡el zumbido es ensordecedor!

La vista no engaña, es inocultable que, se está en la zona donde …

¡No hay mantenimiento que valga!

WhatsApp Image 2021-02-21 at 12.55.07 5.

La vibración se prolonga por 52 kilómetros, se pausa en intervalos cortos ante un estremecimiento abrupto de la carrocería. El descuido del conductor lo hace caer en uno, otro y luego en otro bache, para colmo ¡en los más evidentes! Los más grandes no se mimetizan, ¡algunos superan los 30 centímetros de diámetro y hasta 3 pulgadas de profundidad! Imposible abatir semejante frente sin abandonar la carretera.

Casi en el kilómetro 45 cambia un poco el panorama, ¡se avista! un desfile de puntos negros, es la emulsión asfáltica recién aplicada, luce como un tupido de pecas en la cara de la carretera ¡ha desaparecido el medianil que representa la raya blanca! Es la “viruela” de los trabajos de bacheo que avanzan lentos mientras que el paso de los vehículos les rasca una y otra vez a las erupciones para reavivarlas.

Un conductor al pasar por el kilómetro 53, cae en una de las trampas y la suspensión otra vez se estremece, en venganza hace una analogía tan inmisericorde como real; esta carretera corta esta como los pantalones del “chavo del ocho” parche sobre parche y agujeros por doquier”

No es la lluvia, tampoco es la sequía, ni los vehículos que incesantes se deslizan por esa carretera en ambos sentidos. Es el descuido y la exigencia de una calidad que prolongue la viciada e insaciable voracidad que, puntual, cada año, llega a la cita para devorar los recursos públicos para hacer lo mismo y corregir lo que antes no hicieron bien. Es el circulo vicioso de la administración pública donde se proyectan las extorciones de los abonados al mantenimiento, de esos que cobra el derecho de piso, ¡así literal, de piso!      

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe