610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

3 de mayo de 2022
Lo que no se dice…

MAL.- El hospital general de Parral y su atención medica esta de cabeza, igual que antes, los únicos cambios que se han dando en el centro hospitalario mas importante de la región sur y norte de durango, son los administrativos, en sintesis mucha política y poca acción. La gestoría es letra muerta, el cacicazgo se afianza y las quejas se multiplican.

HOSPITAL. - Las condiciones del hospital general de Parral son inocultables, siguen igual o peor. La atención al derechohabiente no ha mejorado, hoy se sabe que el cambio en la dirección del hospital se sintetizo en un simple quítate tu para ponerme yo.  La solución no era cambiar al director, sino hacer una purga general e inyectar recursos.

SUCESION. - Después de una estira y afloja en torno a quien debería mantener el control del hospital general, finalmente el gobierno estatal termino con la polémica cuando el secretario de salud decidió imponer o designar, como se quiera entender, a Juan Rene Ruiz.

SECUENCIA. – Con esa decisión se pretendía poner fin a una lucha de fuerzas entre los enviados del corralismo que aun subsistían en Fernando Herrera y los intereses del sindicato con Juan Rene Ruiz. En ambos casos había algo en común, cerrarle el paso a la propuesta emergente del grupo de panistas denominado los soles con el dentista Sebastián Carrillo.

CAMBIO. - Con el movimiento en la dirección se genero un ajustes administrativo, solo eso, rotación de personal, pero no incluyo

Botica Guadalupe.gif

soluciones de fondo a la problemática. En síntesis, las deficiencias en la operación del hospital solo cambiaron de aval, el que llegó sabía lo que había  y lo que no servía y lo preserva aun las mismas condiciones.

PROBLEMA. - Los derechohabientes siguen pasando los mismos problemas que antes, tienen deficiencia en la atención del servicio, no hay medicamentos y los especialistas no son suficientes, no alcanzan las consultas para todos.

EJEMPLO. - Este es un ejemplo del gatopardismo mexicanos, se cambiaron las cabezas… para que todo siguiera igual. El secuestro del área administrativa sigue en poder de los mismos, es a partir de ahí donde se toman las decisiones, se trafica con las plazas y hasta con servicio medico a discreción. Los subdirectores siguen siendo los mismos y el nuevo director es inducido a mantener el esquema de operación de sus antecesores… siguió la inercia.

CAOS. - Urge hacer algo en el hospital, los usuarios no tienen porque enfrentar los problemas de falta de solidaridad de las autoridades en turno derivado de la escases de recursos económicos.

CORRAL. - A estas alturas el único cambio percibirle en el hospital, es ese, el del director, la atención y los rezagos siguen causando ajustes y demanda igual que en las peores épocas del corralismo.

RECLAMO. - Existe un mudo reclamo de las deficiencias que se siguen presentando, esa es la contante, la variable es que ahora, no esta en riesgo la hegemonía del control del hospital y todos parecen llegar a un acuerdo en perjuicio de los pacientes.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe