top of page

Lo que no se dice...

29 de noviembre de 2022
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

HUELE. - El cambio en la titularidad de la jurisdicción sanitaria tres, ¡se colapsó ayer! y destapó una coladera y hiede la podredumbre del trafico de influencias, negocios y el perene detrimento del servicio al derechohabiente, que, a pesar de ser la razón de ser del servicio médico, es el último eslabón de esa cadena de influencias y corrupción presente en el servicio médico.

SALUD. - El problema en el sector salud es mas grave de lo que la misma gobernadora cree que tiene. No solo se trata de falta de medicamentos y personal, también de una lucha enfermiza de poderes. La gangrena de la corrupción avanza y carcome, es necesario amputar la ramificación que llega a la titularidad de la jurisdicción, así como sus vasos comunicantes con el amafiado sindicato.

VIRUS. - Ayer el virus sindical mostró que tiene una alta auto estima, esta empoderado y retó a la parte oficial, pretende medir fuerzas. Se envió una kamikaze a la lucha ¡sin armas ni argumentos! la dirigente local sudó una calentura ajena; los cambios en la jurisdicción sanitaria no están en la esfera de su competencia.

COMPROMISO. - Desde hace un año se había perfilado a la doctora Josefina Zurita como la titular de la dependencia, sin embargo, tres factores servían de protección al doctor Aguilar para no ser removido; su complicidad con el líder estatal del sindicato, Pablo Serna y sus huestes, las listas de la promoción política que hizo en la elección del 2021 y la familia feliz en la que se habían convertido la parte oficial y la sindical.

CERCANIA. - Un maridaje que invariablemente fue en detrimento del derechohabiente cuyo demerito era inversamente proporcional al beneficio de los prestadores de servicio como el de mantenimiento mecánico donde se elevaron súbitamente los costos, amén de la proveeduría de medicamentos. ¡negocio redondo! Además de que se privilegió el compadrazgo y familiaridad como método de asignación de plazas.

REACCION. - Ayer el sindicato hizo una tenue resistencia, su argumentación era ambigua y perdida, por decir menos. La líder local pretendió asumirse como la reguladora de los tiempos, formas y personas, ¿el protocolo oficial en manos del sindicato?

DESISTEN. - Juran y perjuran que no apoyan a Aguilar, pero no están a favor de que se haga el cambio a esa hora, ¿Cómo? ¿hay que preguntarle al sindicato los tiempos? ¿tampoco aceptan el perfil de quien llega? ¿sera porque no entro por la vía del compadrazgo, amiguismo y familiaridad de la cofradia sindical? Y… ¡vergüenza ajena!  ¿Qué si se hace el cambio, no estén empresarios ni políticos?, en el manual del relevo, ¿También el sindicato se hace cargo de palomear la lista de invitados?

ESCOPETAS. - Con esto es fácil entender que un relevo de un servidor público de confianza, debe ser seleccionado por los trabajadores del sindicato. ¿la gobernadora, el secretario de salud, sabrán eso? ¿omitieron acaso preguntarles para el visto bueno? Sin duda estamos en el mundo del revés, ¡tienen razón de estar molestos!

HISTORIA. - La historia de complicidad y traiciones es la que ha terminado por desmitificar los falsos liderazgos de la jurisdicción sanitaria y poner a cada quien en su exacta dimensión.

NOTICIAS. - Independientemente de que hoy se concrete o no el cambio mandatado por la gobernadora María Eugenia Campos para designar a quien debe colaborar con ella en la jurisdicción 3, es importante que algunos actores de este movimiento puedan entender la dinámica de la política.

UNO. – Hay malas noticias; las firmas que atesora el doctor Aguilar como prenda y aval salvavidas que garantiza su permanencia en la función, ¡llegaron a su fecha de caducidad! La elección del 2021 ya se pagó, ahora están en busca de las estructuras del 2024 y es ahí, donde se suscribió el acuerdo con Chava Calderón, el que les consiguió las firmas en el 2021 al sindicato, ¡cambio de equipo!

POLITICO. - La representación sindical que avaló a Aguilar estuvo fuerte mientras se conservaron unidos, en cuanto se dio un rompimiento se dividieron, unos se quedaron con el membrete y otros con el liderazgo de facto.

DATO. - Mientras el doctor Raymundo Martínez respaldó al sindicato se eligió una directiva local y se apoyó a Pablo Serna en el estatal, con esa estructura se colocó una barrera para que durante mas de un año se evitara la llegara de la doctora Zurita.

DESAVENIENCIAS. - En alguna parte del camino se rompieron las lealtades y el doctor Raymundo Martínez empezó a jugar las contras al grupo del sindicato y por consecuencia a Osvaldo Aguilar, la barrera se erosionó y solo era cuestión de tiempo para que colapsara.

AMIGOS. - Los enemigos de mis enemigos, ¡son mis amigos! Circunstancialmente Martínez y la doctora Zurita, rivales hasta antes de ahora, coincidieron en apoyar a la misma planilla en la competencia interna por la dirigencia sindical del estado, fueron en contra de Pablo Serna.

LIDER. - El líder del sindicato de trabajadores de la salud gano la elección estatal, sin embargo, en Parral y la región le dieron para llevar. La actual líder sindical no le pudo garantizar el triunfo, tampoco Osvaldo Aguilar, las firmas del 21 ¡habían caducado! y le mancharon la reelección a Serna.

SUSPENSION. - Tras los resultados, la comisión que había alejado por años a Raymundo Martínez de las faenas medicas se canceló, el sindicato lo desprotegió y lo mando a trabajar como todo mortal.

Telcel e Instituto

NAIPES. – En respuesta, la estructura de naipes sobre la que cimenta la jurisdicción y el sindicato se debilitó era cuestión de tiempo para que se dieran los relevos y ¡ayer llegaron!

OSVALDO. - El doctor Osvaldo Aguilar ya había aceptado bajar la resistencia, él señaló la hora para el relevo, sin embargo, el sindicato lo escondió, le ordenó que no cumpliera la cita que el mismo programó, dejo plantados a los nuevos directivos y también a sus colaboradores, a su equipo de trabajo.

MOLESTIA. - La mayor rabieta se generó no ante el cambio, si cuando Raymundo Martínez, aparece en la escena del relevo en la jurisdicción, fue una afrenta para Pablo Serna.

CUESTIONAMIENTO. – La líder sindical local, fue mandada a la guerra sin fusil, sin justificante para una intervención, carente de discurso y razón, para enfrentar a partir de hoy una pelea ajena.

RECULE. - Con tal de concretar su vendetta, Pablo Serna pretende que la gobernadora recule en el nombramiento, empeñara lo necesario ante quien sea, antes de aceptar que le ganaron por segunda ocasión una partida en la región sur.

NEGOCIOS. - En medio de ese pleito, está también la sombra de auditorias que llevarían a desenmascarar el quien es quien, en la proveeduría de la jurisdicción sanitaria, en especial dos áreas focalizadas; el mantenimiento a vehículos y los medicamentos.

SOSPECHA. - Hay un facturero de por medio, emite los comprobantes fiscales, pero no es él quien arregla los vehículos, estos se reparan en diferentes talleres de la ciudad, él les paga y después  cobra con un considerable aumento de por medio ¿Hay necesidad de esos intermediarios? ¿Quién se favorece con esos arreglos? Al inflar los gastos pierde el erario publico y con ello el derechohabiente a quien cada vez le alcanza para menos el servicio.

DOS. - Un clavado a algunas de las proveedurías de medicamento podrían delatar también los intereses que se tienen para mantener el control del área administrativa, no solamente el sindical.

CONCLUSION. - No importa quien llegue a la jurisdicción sanitaria, es necesario un cambio, una oxigenación, que cada quien este en su lugar, que los destinos del servicio medico no se asuman desde el sindicato y que los beneficios gremiales, no se arreglen en complicidad con el titular de recursos humanos, porque ello margina la llegada de personas capacitadas al servicio al privilegiarse el compadrazgo y la familiaridad.

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page