top of page

Lo que no se dice...

1 de diciembre de 2022
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

CABILDO. - Todo parecía miel sobre hojuelas en la reunión previa de cabildo y después en la sesión formal, fue así que se aprobó por unanimidad el anteproyecto de ley de ingresos y sin cuestionamientos, ¡hasta con honores! Incluyendo aplauso y felicitación.

TESORERA. - Por primera ocasión, la tesorera municipal, Norma Duarte dedicó una jornada completa de asesoría en algo que bien podría llamarse; diseño y aplicación de un proyecto de ley de ingresos para principiantes.

JUEGUETE. - Los regidores tomaron como juguete nuevo la propuesta, sobre todo los de oposición; la manipularon para estirarla, reducirla. Algunos simplemente no supieron que hacer y solo vieron como otros le movían al juego de los dineros del 2023.

DALILA. - La edil priista, Dalila Villalobos, metió la mano en los criterios de cobro y con ello será corresponsable del éxito o no de la recaudación del 2023, incluido el repunte del 11 por ciento de aumento en relación al año anterior, es decir, la inflación y un poco más.

TAPETES. – La partida fue ganada por la tesorera, tan solo por estar y acompañar a los regidores no solamente logró que en la sesión formal de cabildo se autorizara todo sin oposición, ni siquiera de la edil de Morena, fue una votación unánime.

JUEGO. - Los regidores de oposición quedaron extasiados por la atención de la mujer de las finanzas municipales, tanto que hasta le agradecieron y le aplaudieron que les ayudara a aprobar su propuesta económica -la de ella-. Sin duda, una buena táctica técnico político que enterró las diferencias del pasado.

POLVORA. - Dalila Villalobos aterciopelo su bravura y mojo la pólvora. Cerro la agenda donde mediáticamente ha hecho los apuntes de duros cuestionamientos a la sanidad de las finanzas municipales, donde ha señalado el desfase de decenas de millones de pesos en el presente ejercicio 2022. El del martes era el foro para hablarlo y aclararlo, pero no se dijo nada, ni siquiera queda asentado en actas.

LUGAR. - Se estaban proyectando los ingresos del año entrante en base a las insuficiencias del actual; los egresos han superado a los ingresos y ello no habla de una buena administración. Sin embargo, la priista no dijo esta boca es mía. Era el tiempo, tenía los números de la sindicatura, a la sindica y a la tesorera.

DEUDAS. -  Quien, si llegó aguerrida, con ganas de echar pleito fue la regidora de MORENA, pero, Alejandra Chávez solo pidió que se dejara asentado en la sesión de cabildo, que, en la organización de cabildo de mujeres no se habían respetado los acuerdos, pese a que son el órgano de gobierno municipal. Esa petición y los llamados del repicar de las campanas tienen el mismo valor.

FALTO. – Inexplicablemente no pidió cuentas al presidente municipal que es el encargado de que se ejecuten los acuerdos de cabildo, igual pudo pedir la comparecencia de la titular del Instituto Municipal de las mujeres quien sin ser regidora dispuso a su gusto de una sesión de cabildo.

CUESTIONAMIENTO. - A quien si cuestionó fue a José Carlos Duarte, pidiéndole que se disculpara por haber solicitado en la sesión anterior que mostrara su domicilio, ante otra más de las muchas faltas que tiene la edil morenista. Inexplicablemente todas las ausencias han sido autorizadas por el mismo Duarte y demás ediles y obvio, sin menoscabo a sus ingresos.

Telcel e Instituto

SILENCIO. - Quien ya entendió cual es su rol y lo exigió, fue la regidora Liliana Valdez de movimiento ciudadano, en dos acciones dejó en claro que hay fuego amigo en el grupo naranja.

EXIGENCIA. - La primera fue cuando pidió ser parte del consejo consultivo de turismo, argumentando la experiencia que tiene en la materia, fiel a su estilo, el secretario Alberto Tarín, cuando se le presenta algo que no está en el libreto, pidió que le dieran oportunidad de consultarlo.

NADA. - Sin embargo, la edil, exigió que no se consultara nada, en todo caso que se sometiera a votación su propuesta y esta fue aceptada, condición que fue aprovechada por las ediles de oposición Dalila Villalobos y Cuquis Ochoa para colarse y ser parte también de ese consejo.

MODO. - Es este consejo el que dará forma a la viabilidad turística del municipio, incluyendo el esquema de operación de las fraudulentas jornadas villistas. Obligará por lo menos a trasparentar lo que se esta haciendo con la dilapidación que anualmente se hace de los recursos ofrendándose a las fiestas del presidente en turno.

DOS. - Sin embargo, lo más interesante estaba por venir, de la noche a la mañana, sacado de la manga, así tan súbitamente como aparecieron las rayas en el estacionamiento trasero de la presidencia municipal, Liliana Valdez, la regidora naranja presentó un código de ética municipal.

VIDEO. - El que se pintaran las rayas en el estacionamiento y la aparición de esa propuesta del código tomaban forma y era evidente que no eran temas aislados, llevaban la intención de ubicar a cada quien en su sitio y marcar jerarquías y derechos.

COMPLACENCIA. - Tanta complacencia no es gratuita, fue el pago de los daños que tuvo que hacer la alcaldía por los excesos de sus funcionarios de primero y tercer nivel por la producción de un video que promovía el descredito a una mujer, en este caso la regidora y atrás del artero ataque hay por lo menos ¡tres valientes varones! Indignos funcionarios municipales.

CRISIS. - El problema no era menor, de estallar en las instancias legales hubiera terminado en otra demanda, queja ante derechos humanos o mínimo con la muy trillada violencia política de género, asuntos pródigos esta gestión.

SORPRESA. - Lo irónico, mas no sorprendente es que el ataque contra la edil es fuego amigo de Movimiento Ciudadano, un partido donde se pondera la equidad de género, igualdad y no violencia de género, palabrerías que se borran en una administración donde la insignia ha sido ¡la depredación! Tema en el que la dirigente municipal de MC tampoco se ha pronunciado.

ACCION. – El escándalo fue contenido en una reunión en la oficina de la alcaldía, en la cita estuvo la afectada y estuvieron por lo menos el secretario del ayuntamiento, el alcalde y uno de los involucrados, el autor material de la infamia.

RAYA. - Todos ahí sabían que esa no era una raya más al tigre naranja, por el contrario, validaría que, en la administración de ¿la capital de lo bueno? Las campañas negras contra los adversarios se hacen en horas de oficina y utilizando recursos públicos.

REGIDORA. - Liliana Valdez fue desacreditada en un video que además se hecho a volar en redes sociales, esto ya de entrada es negativo, pero el agravante mayor es que quien lo hizo fue un funcionario municipal de tercer nivel, de quien ahora se sabe en que aprovecha su tiempo laboral y es claro que no es para temas de trasparencia, menos aún jurídicos. De servidor público se denigra a ser un simple testaferro, uno más de los muchos que tiene el dueño de la tiendita y su cofradía.

EPICENTRO. - El presidente Cesar Peña, pese a que no tuvo que ver en mandar en el video del descredito, si toleró o lo peor, que es el sello de la casa, no impuso su autoridad, lo que se entiende ¡porque simplemente no la tiene!

ORDEN. - Si el presidente Cesar Peña no fue quien ordenó que se hiciera el video y que se publicara, ¿entonces quien lo hizo? Tendría que ser alguien con el poder igual o mayor al del alcalde y la pista principal es que seguía las mismas practicas obscuras manufacturadas en las dos anteriores administraciones.

MIRADA. – El dilema se empieza a aclarar y las miradas se posicionan en quien ordenó el pintado de los espacios de estacionamiento, ¿sería parte de la indemnización moral? Es especulación, pero sabido es que nada se mueve en la presidencia municipal si no es por mandato del oficial mayor, el sospechosismo invade y corroe, ¡en esto tampoco fue la excepción!

ENIGMA. – Hay tibieza ante los hechos antes señalados, es inaudito que, ante estos excesos flagrantes de los funcionarios municipales involucrados, todos gocen de cabal salud en la nómina municipal, ¿será entonces que además del grupo de ¡pégame, pero no me dejes! Hay otro complementario que se haga llamar ¡perdóname todo!?

DATOS. - Conforme avancen los tiempos seguramente es que se estarán revelando mas detalles de este desencuentro, pero sobre todo los nombres del autor material -ya está ubicado- de la edición del video, el actor que lo puso en la página de tik-tok, arraigado en comunicación social y el autor intelectual que mando pintar las rayas, más los que se acumulen en las indagaciones y que es evidente siguen refugiados en la nómina ¡no somos nada!

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page