top of page

Lo que no se dice...

4 de abril de 2023
Lo que no se dice...
botica y memo largo.gif

LIBRES. - Seguridad publica de ¿la capital de lo bueno? esta en sus peores tiempos de corrupción, cooptado por un espíritu recaudatorio que lacera la economía de los automovilistas y de los parroquianos que están entre la multa oficial injusta y la clemencia extorsionadora del cartel de las “sor juanitas”.

NECESIDAD. - Las disposiciones oficiales marcadas para los agentes de vialidad y de policía es recaudar vía las multas todo y más. Le urge dinero a esta administración municipal que por los excesos del pasado y del presente, ¡esta quebrada!, el apetito económico de los que están atrás del poder y el mando no tiene parangón, ¡es por consigna!

EJEMPLO. - Esa insana disposición ha dado lugar al surgimiento de otra mafia, menor, pero igual de invasiva y dañina, la que permite resolver los problemas de manera inmediata a los automovilistas y a sus bolsillos.

PREVENCION. - Para la administración de ¿la capital de lo bueno? La prevención, que es la razón de ser de seguridad pública, es letra muerta, la acción coercitiva de resultados pecuniarios ¡esa es la consigna!

RETENES. - Si hubiera la intención de corregir los problemas viales, el radio de acción no estaría permanente al poniente de la ciudad, los excesos de los juniors se viven cada fin de semana en la salida a Durango, en los arrancones de la tecnológico, en los bares ubicados en ese sector, pero, en esos sitios ¡no hay retenes!

PAGANOS. - Para la dirección de seguridad publica la principal fuente de ingresos proviene de la salida a Santa Barbara por donde ingresan visitantes de los municipios serranos y también de los pueblos mineros de “Santa” y el “Oro”

ADIESTRAMIENTO. – Se mal entendió la capacitación turística para los cuerpos de seguridad y de la orientación al visitante se creó una jauría de bienvenida, uniformados y con pistola en mano detienen a los conductores y todo lo que se mueva bajo el pretexto de exceder los límites de velocidad que ellos mismos imponen. No hay señalamientos, tampoco certidumbre de los marcajes.

QUEJAS. - Desde que la Comisión Estatal de Derechos Humanos se convirtió en una extensión de la administración municipal, no hay quejas, la mafia se amplía, no solamente están los abusivos agentes, también esta quien los cuida en caso de quejas.

PREVENCION. - Tampoco hay inhibidores de velocidad, bueno si, las boletas de infracción y coadyuban los del “cartel de las sor juanitas” parodiando al personaje del poncho Aurelio, aunque aquí no hay nada mas en serio que una multa con salida en la esquina de la corrupción. El asentamiento de la colonia Parral Vive hoy Ferro Gay, ha sido el pretexto idóneo para al velar por sus intereses.

PESO., - Ni un solo peso se ha invertido en ese tramo carretero para generar condiciones de respeto a los límites de velocidad, si en cambio para cumplir con la cuota que les exigen en la Dirección de Seguridad Publica.

CAMBIO. - Cuando arrecian las quejas y críticas, “los sor juanitas” temporalmente se mueven de sitio, se ubican abajo del distribuidor vial, en donde esperan a sus víctimas, son los cazadores de la extorción, ya sea los que vienen en la cuesta abajo, provenientes de la carretera corta o bien los que llegan de la zona serrana.

REFERENCIAS. - No se les escapa nadie; estudiantes reportan que han sido seguidos por los patrulleros, aprovechando la inexperiencia de estos al volante, poco les falta para ser despojados de sus loncheras que les pusieron en casa para llevar a la escuela, pero si les dieron para gastar, ¡tienen que cooperar!

PERMISIVIDAD. - Obvio, la permisividad tiene una patente, el dueño de la tiendita quiere dinero y ellos, no lo van a ver pasar nada más. Una profesionista que iba a su trabajo muy de mañana rumbo a Santa Barbara, narro como fue detenida por los agentes viales, su vehículo puede exceder los limites de velocidad de 40, pero no alcanzar lo que la pistola de radar le marcaba, ¡98! Ya la tenían lista, nadie tiene la certidumbre de lo que se queda en campaña es su infracción.

SUSTO. – Luego al ser abordada sin recato le advirtieron; ¡le va a salir muy cara! Son casi 1500, mejor evítela… y entonces salió a relucir una ¡sor Juana! Así hicieron la cruz de ese día, con un billete de 200, no la de los nuevos de 100 que tienen el mismo emblema, es la tarifa por arreglar el problema rápido.

Telcel e Instituto

MUJER. - Los abusos son a granel uno tras otro. Una funcionaria municipal de San Francisco del Oro que tiene necesidad de trasladarse a Parral por asuntos oficiales, igual, fue orillada, le muestran igual la marca de velocidad que no sabe si es de ella, pero antes de que recapacite le advierten lo caro de la multa induciendo la cooperación, pero, no cede, le levantan la sanción.

POLITICA. - La mafia de la sor Juana va incluso mas allá de vialidad, incluye a la policía preventiva, se vuelven extorsionadoras de borrachitos, esos que si los remiten a las celdas no pagarían la multa, pero si pueden cooperar con la cartera de los polis municipales.

SABADO. - Después que terminan sus labores de la semana, el sábado pasado mediodía varios de los residentes de San Andrés, antes de llegar a su casa, hacen una parada técnica en el acceso a la colonia San José, en el expendio.

TRADICION. - Hacen la bolita, se junta en las inmediaciones del lupanar para reabastecerse, hasta que llegan los policías municipales, es una unidad preventiva, que de prevención no tiene nada.

REVISION. - Mientras le revisan la cartera a uno de ellos, le quitan un billete de 200 pesos, el ultimo que le queda y le advierten que no voltee, seguramente para que no los reconozcan, lo mismo hacen con los otros que aun les queda algo de dinero, luego se van y dejan impune la infracción de embriagarse en vía pública.

GRAVE. - Seguridad Publica municipal no tiene ni pies ni cabeza, es un rio revuelto donde todos son pescadores, así conviene a los intereses del patrón, que solo ve en esa corporación un ejército a su servicio y una fuente de ingresos.

OFICIO. - No existe oficio en el quehacer policial de quienes encabezan la corporación; cuando el presidente sale a presumir las nuevas unidades de seguridad para Parral, muestra lo que es un abono para una deuda de años.

BURDO. - Da pena ajena, ver como se violentan los códigos de seguridad institucional, donde el manual nacional del manejo de las unidades de seguridad es la uniformidad, no se incluye el negro del que se pintaron los vehículos aquí, menos el folklor ¡del logo de la administración! Como si tuvieran de que enorgullecerse y además no está permitida su colocación en unidades de seguridad, es un respeto a las acciones formales de combate a la delincuencia que evita confundir las unidades con vehículos de propaganda de un circo.

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page