610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

24 de enero de 2022
Lo que no se dice…

TREGUA.- Hace muchos ayeres que los niveles de contagio diario en nuestro municipio no dan tregua. La agudización del problema se ha acentuado en las últimas semanas hasta colocarnos en el tercer lugar de incidencia en el estado en contagios históricos solo por debajo de Juárez y Chihuahua, aunque ellos no tuvieron sanitizacion aérea y tampoco la nueva versión de esa farsa llamada cabinas sanitizantes.


PEDAZOS. Los contagios a todo lo que dan y el presidente Peña aún sigue enredado en proponer acciones propagandísticas donde siempre busca un nuevo disfraz para convertirse en el héroe del cuento del día. Los promedios diarios de contagio están por encima de los 100 desde hace mucho, es decir, casi dos por cada mil habitantes son parte de las cifras oficiales y estas representan una octava parte de la realidad, bajo ese contexto, enfrentar el problema sanitario amerita tiros de precisión y eficientizar el escaso recurso económico que se tiene, invertirlos en la salud y no en un ardid para generar propaganda, la fama no cura y por el contrario envilece a quien la obtiene a este costo.


PASITO.- Y es que de plano estamos como la canción de “la cumbia bonita”, que bien merecería llamarse en estos tiempos en su versión remasterizada “La cumbia de la capital de lo bueno” ; Un pasito pa delante/ un pasito para atrás/ de ladito de ladito/ media vuelta para allá… así, los vaivenes de la administración de la capital de lo bueno, en las formas se trasparenta la falta de cohesión de un grupo de personas que laboran en un mismo sitio y que no han logrado el grado de equipo.


PROBLEMA.- Las sanitizaciones obligadas o inducidas que se impusieron al robar uno de los carriles de la Guillermo Baca han conflictuando aún más, la de por si problemática vialidad de nuestra ciudad. Cerrar una arteria de alto tránsito para atender las egocéntricas ocurrencias de una estrategia de aparente protección contra el covid, es decadente.


TESTIMONIOS.- En otros centros de “sanitizacion” que no invaden la vía publica de tránsito y que por tanto los automovilistas no son obligados a pasar por la cabina, los conductores que optan por voluntad ser atendidos, son escasos, al encargado de la avenida tecnológico no le queda más remedio que calentar la silla la mayor parte del día, son pocos los que demandan sus servicios.


RECHAZO.- De sobra está demostrado que esas tácticas propagandísticas son eso, publicitarias, la eficiencia en la prevención no va incluida, quizá por ello se decidieron en darles un plus que las legitime, al agregar pruebas de detección covid y también cubre bocas como parte de los servicios.

SHOW.- La carpa del show es solo en el sector centro, en el resto de las  estaciones de salvamento de covid instalados en otras áreas de la ciudad, no hay nada.

Botica Guadalupe.gif

ADELANTE.- Pero si esta idea pretendía ser un pasito pa delante, hay malas noticias, lo que de mañana se teje, en la noche se desteje y es que el director de seguridad publica ordenó un gran operativo este fin de semana para tratar de poner orden, sobre todo en materia de vialidad.


OCURRENCIA.- La ocurrencia nocturna requirió que se utilizaran los dos únicos equipos de detección de aliento alcohólico con los que cuenta la administración de Cesar Peña y ambos fueron utilizados sin medidas de precaución sanitaria, ¡ni siquiera los pasan por las cabinas!


RETENES.- Los retenes de revisión fueron puestos en diferentes lugares, uno se colocó en las inmediaciones de la Niños Héroes y su entronque con el boulevard Ortiz Mena.


MUCHOS.- Centenas de conductores fueron obligados a pasar la revisión del aliento para certificar su condición no etílica que validara al guiador de estar dentro de los parámetros establecidos por la ley.


EXCELENTE.- La medida pudiera ser considerada como oportuna en materia de prevención, de no ser porque el popotillo de medición para que le “soplen” era el mismo para todos los parroquianos, es aquí el punto donde se sepultaron las medida de prevención que presumen en las cabinas.


ABRE.- Así, cuando los telones de las citadas cabinas cierran el servicio de esa nunca vista acción de prevención y salvamento sanitario, seguridad pública abre las propias para la contaminación, entonces como describe la canción, /un pasito para atrás/ de ladito de ladito/ media vuelta para allá. Al final quedamos igual o peor, solo damos vueltas a lo mismo.


CREENCIA.- No es que se trate de acciones contradictorias, que estén empecinados en tumbar el trabajo que con mucho afán hace el presidente municipal, ¡sería mucho pedir!, no, más bien se trata de una atrofia organizativa. Cada quien camina para su lado, tienen un jefe ¡y no despacha en la alcaldía! Pregúntenle a Gerardo Duran.


EQUIPO.- Es fácil darse cuenta que los planes en los departamentos de la alcaldía no tienen un mismo objetivo, ¡No hay unidad! Dicen que hace años se jubiló la congruencia, ¡seguramente era sindicalizada! Y en su lugar despacha ahora la ocurrencia que como tal y obedeciendo a su naturaleza, ¡no tiene experiencia! Su técnica de trabajo es la improvisación.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe