610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

4 de marzo de 2022
Lo que no se dice...

PARCHE. - Otro parche más al gabinete, ¡qué más da! El que paga manda ¿y si se equivoca, pues, ¡vuelve a contratar! perdón a mandar. Ayer en medio de una cortina de mentiras fue renunciado el director Rubén Arcadio Ávila Mireles, ya se veía venir, era un escenario previsible desde aquella reunión de ¡la mañana triste en la oficina de la presidencia municipal! En los albores del retorno de Hugo Bueno a la corporación. Aunque para evitar que rueden las lágrimas, la versión oficial es que el ex funcionario se retira para regresar a seguridad pública, de donde nunca debió haber salido.

SEGURIDAD. - Muy tarde comprendió el director de seguridad pública que el presidente municipal no es Cesar Peña, en el mejor de los casos es un funcionario decorativo electo en las urnas. Muy lejos quedaron sus esperanzas de que el de la constancia de mayoría pudiera honrar esa responsabilidad en los hechos.

PAGO. - Su candidez política la pago con el cargo que le fue conferido. Le fallo la memoria, debería haber recordado quien lo contrato y palomeo su acceso, eso le hubiera ahorrado muchos problemas. Hoy sabe por sufrimiento propio que, en la administración de ¿la capital de lo bueno? Las decisiones que se toman en la oficialía mayor ¡se obedecen y acatan en la oficina de la presidencia!

EMPLEADO. - El poder del empleado de mayor rango de la alcaldía esta acotado, tanto que ni siquiera le alcanzó para darle la salida pacifica al director de seguridad pública. Fue directamente el oficial mayor el que le dio las gracias, por aquello de no tener dilaciones inútiles en otras oficinas que solo deben acusar de enterado.

REVIRE. -El hoy ex director de seguridad publica pudo comprobar que en la carpa naranja todos son títeres, aunque eso si ¡hay niveles!, unos despachan en el primero piso, otros en el segundo, pero eso no importa, porque las decisiones salen de la oficialía mayor es ahí donde se marcan los giros y saltos de las marionetas.

PISTOLAS. - Ni siquiera sus dos pistolas escuadras que lucía en ambos flancos le espantaron a los agoreros del despido. Su chaleco antibalas con los que se alistaba para la guerra Rusa tampoco lo salvaron del tiro de precisión mandatado por la cofradía de la mano en el cajón. ¡Con Arcadio la casa pierde!

PRESIDENTE. - Desde que llegó a la Dirección de Seguridad Publica Hugo Bueno, Cesar Peña sabía que era el principio del fin. los cambios estaban consumados solo habría que definir desde cual oficina dictaría las ordenes el ex director de seguridad. Bien haría el presidente poner sus barbas a remojar, el tiempo va avanzando.

DISTRACTOR. - La terna que se someterá hoy a cabildo para su aprobación es otra extensión de la simulación viviente en la que se ha convertido la capital de lo bueno. La propuesta tiene dos distractores.

UNO. - La primera opción es Lucio Porras, aparentemente el elegido. fue incluido en la terna, le respalda sus estudios y trayectoria policial. Todo debería alinearse a su favor, sin embargo, su relación con el grupo en el poder tiene historia antigua ¡y no le favorece!

IDEA. - Si la consigna es tener un control total también de esa área y sobre todo de los recursos que se generan, la opción a elegir será

Botica Guadalupe.gif

entonces Jorge Arturo Heredia Hinojos. No tiene buena aceptación con la tropa, pero eso no importa, nunca ha sido factor para esos fines, el punto que inclinaría la decisión en su favor es la estrecha relación que tiene con Hugo Bueno Dueñas.

TRES. - El tercero en la oferta es Pedro Alejandro García Gutiérrez, el más joven de los tres, parece solo fue invitado para rellenar la propuesta, aunque, en todo hay sorpresas.

DIRECTOR. - Para obtener los resultados deseados, sobre todo los económicos hace falta que además de pedirle una cuota de diez infracciones por agente en cada turno, se hagan otro tipo de dispositivos que eleven la recaudación formal e informal.

OPERACIÓN. - Ese comparativo, el de los ingresos, fue la segunda discordia aquella mañana de viernes donde el presidente municipal entro en crisis emocional cuando compartía su desventura con el ahora ex director Rubén Arcadio Mireles, teniendo de testigos al secretario y al oficial mayor manifestaba su desilusión porque … ¡nadie les hace caso! En seguridad pública como en la presidencia hay muchos jefes sin rango y obvio, elementos que son intocables.

PRINCIPIO. - La llegada de Hugo Bueno a seguridad publica era el principio del fin, el mismo Arcadio lo sabía, los antecedentes del ex director de seguridad publica y los hechos que motivaron su salida le preocupaban.

OPERACIÓN. - Durante este tiempo ya había experimentado lo que era operar con un ex director en la estructura, Jesús Manuel Altamirano Alanís actuaba con la autonomía que solo da el tener el respaldo del oficial mayor.

CONTROL. - Por eso, la bomba explotó cuando Arcadio intento medir fuerzas y decidido concentrar todo el poder en su oficina; les prohibió hacer cualquier movimiento por simple que fuera, desde la rebaja de una simple infracción hasta la declaración a la prensa.

ESPERA. - El ahora ex director de seguridad pública se quedó esperando refuerzos, quería armar su equipo con aquellos que conoció en sus andanzas en la policía federal, el presidente lo apoyaba, pero Chumike tenían otros datos y ¡ahí estaba el atorón, en la oficialía!

DEBACLE. - Con el arribo de Hugo Bueno a la corporación, tendría ahora dos frentes con fuego amigo contra él y lo peor, aliados entre ellos. Si antes no le hacían caso, ¡ahora menos!

REDES. - Quizá por ello hoy en su WhatsApp el ex director de seguridad anticipaba las traiciones que se concretaron para la una de la tarde de ayer. Sospechaba algo y ese día había expresados en sus redes sociales hoy dos o tres se levantarían contra él. No estaba equivocado, eran dos, el dueño de la tiendita y su emisario.

REGIDORES. – Ayer los regidores de oposición tenían dividida su decisión en torno a quien apoyar en la terna. Los naranjas están peor, ni idea tienen, no quieren equivocarse, no les tienen confianza, sospechan de la fuga de información y será hasta las cuatro de la tarde cuando les den la instrucción para que todos en una simpática parvada naranja sean movidos en armónicos trazos para consumar los designios del tlatoani con la aprobación del nuevo director.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe