top of page

Lo que no se dice...

20 de abril de 2023
Lo que no se dice...
Junta de Aguas.gif

ACCION. - En la política, nadie entra, ¡lo meten! Y tampoco nadie se sale, ¡lo sacan! Es una regla elemental en permanente aplicación, ayer se dio uno de esos enroques con efecto domino, que confirman la regla y que le colocan un parche mas al ya de por si deslavado gabinete de ¿la capital de lo bueno?

SALIDA. - Las formas y en especial, la sutileza, no viene en color naranja, por tanto, no es una de las características de la administración municipal actual y las anteriores, su forma de hacer política no pasa por el tamiz de la dignidad, son la antítesis de ello cuando generan condiciones humillantes y carentes de éticas para los funcionarios, marcándoles una salida indigna, es el utilitarismo de la persona que es reducido al grado de cosa u objeto.

POLVO. – Bajo ese esquema a quien le llegó su fecha de caducidad ayer fue al titular del Instituto Municipal de la Juventud, José Alonso Ramírez Alvídrez quien se hace llamar “pipo”, les dejó de ser útil e hicieron con él, lo mismo que se hace con un empaque desechable al que ya no se le puede sustraer mas contenido, simplemente, ¡lo desechan!

CONFIRMADO. - Esta versión es recurrente en todos los funcionarios, el mismo “pipo” lo debió atestiguar varias veces e igual que los demás, pensó que a él nunca le iba a pasar, todos tienen la idea de que con ellos será diferente, pero, invariablemente terminan igual, es una historia recurrente, los que se han prolongado en esa vida útil, no pueden cantar victoria, ¡les pasara lo mismo tarde o temprano!

PIPO. - El titular del Instituto Municipal de la Juventud, lo confirmó en sus redes sociales, dijo que ¡se enteró por la prensa de su salida del gabinete municipal! Nada nuevo, cualquier día le salen con una sorpresa igual al mismo Cesar Peña, los dueños de la tiendita, le avisan por la prensa de que Jorge Rabling ya está tomando protesta y que pase por su indemnización a algún fraccionamiento donde se construyen casas bajo pedido.

MENSAJE. – Pero, otro dato rescatable en su mensaje de redes sociales, es el agradecimiento que tiene con el presidente municipal, cuando debería estar molesto con él porque no se tomó la gentileza de darle una salida decorosa, pero el agradecimiento es sincero, porque sabe que quien lo puso en el gabinete es el mismo que lo quito ¡y no es Peña!

ENROQUES. - El cambio ya se veia venir, ese espacio desde inicios de la administración tenía sus días contados, Julio Cesar Chávez lo trabajaba a diario, aspiraba a quedarse, había antecedentes, en la anterior administración había sido parte del consejo municipal de la juventud, de hecho, en este tiempo, seguía convocando a los jóvenes, al margen de que “pipo” se enterara.

PETICION. - Ya había la premonición de que se pudiera dar un cambio, de hecho, se esperaba un ajuste así y el factor gatillo para ello fue “la contentada que se dio el dueño de la tiendita con Héctor Diaz”.

ORDENES. - El alcalde Peña entonces solo cumplió órdenes superiores para dar posesión de su cargo al nuevo responsable del área de la juventud, ¡lo hizo de inmediato y sin cuestionar! ¡el que paga manda y nunca se equivoca ¿y cuando se equivoca?¡pues vuelve a mandar, que para eso está el alcalde y el gabinete.

Telcel e Instituto

SALIDA. - Quizá el cambio de titular del instituto de la juventud, ni le iba ni le venía a Cesar Peña, sin embargo, el efecto domino que esto le generara, si, tendrá que aceptar en el cabildo a alguien con el que tuvo diferencias y serios desencuentros. Seguramente es que preferiría mas seguir lidiando con la oposición que con el fuego amigo.

NUEVO. - Pese a ello, eso de las imposiciones no es nada nuevo, antes se tuvo que tragar sus lagrimas y saliva, cuando se le notificó que Hugo Bueno ¡estaba de regreso! Ahí solo le dieron el derecho de pataleo y cuando se le paso el berrinche, igual tuvo que legitimar los cambios.

HISTORIA. - Héctor Diaz, el nuevo regidor en ciernes, tiene agravios que contar para con el presidente municipal pero también para con quienes se volvió a contentar, pero como esos son personajes obscuros, oficialmente solo los hay con el alcalde.

DESENCUENTRO. - En la administración municipal ¿de la capital de lo bueno? está prohibido tener dignidad y menos aun defenderse, así que cuando Héctor Diaz no aceptó que el pequeño sequito, grado gabinetillo que había rodeado al presidente se sintieran con poder de hasta tomar decisiones, ¡hubo fricción!

MAL.- El primer mal entendido fue cuando aprovechando una ausencia del entonces titular de turismo, el fiel secretario particular de Cesar Peña, es decir Nacho García, le quiso comer el mandado y convocó a una reunión de los motociclistas para ir adelantando lo de las jornadas villistas y desplazarlo, intentar reducirlo a grado de zombi.

ENOJO. - La molestia de Héctor Diaz fue mayúscula, monumental, pero seguramente menos que cuando definio retirarse, ese fue el acabose, ¡no lo dejaron confeccionar la cartelera artística de las jornadas villistas! solo le dieron cuerda, le hicieron creer que el haría la propuesta y luego de manera infame le dieron el albazo en una rueda de prensa presidencial.

PRINCIPIO. - Esto fue solo el principio del fin, las condiciones entre ambos no quedaron en buenos términos, en el fondo Héctor se quejó del agandalle del edil, porque en realidad son iguales, tenían el mismo patrón.

ASESOR. - Sin embargo, quien no dejó que se fuera agraviado fue Cesar Gutiérrez el de desarrollo social de Soledad Sánchez, perdón de la alcaldía, siempre lo mantuvo vigente, de hecho, esa es su función, aparecer para que no culpen a “Zeus”, aunque todos saben que, si Lozoya hubiera querido que se respetara a Héctor en el gabinete, así lo hubiera mandatado el emulo del dios griego, pero, dejo pasar.

PIEDRA. - La llegada de Héctor Diaz al cabildo es entonces como un golpe al hígado del presidente, podría decirse que es la venganza de Héctor Diaz quien se retiró del gabinete molesto y ahora retorna autorizado y palomeado por el jefe de Peña.

HISTORIA. - Se repite entonces la máxima de la política, ¡no entras, te meten y no te sales, te sacan! Héctor es un ejemplo viviente de ello.

fruteria alvidres_page-0001.jpg
Telcel 2.gif
Telcel 2.gif
bottom of page