610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe

Lo que no se dice...

12 de enero de 2022
Lo que no se dice…

DESPILFARRO.- Por instrucciones del presidente municipal Cesar Peña Valles… el despilfarro de los recursos públicos se ha elevado a política pública, es de cotidiano, rebasa los límites y es inocultable a grado tal que, hasta Alma Portillo cayó en la tentación de exhibirlo, no pudo más tapar el sol con un dedo y se decidió a mostrar la punta del iceberg; el gasto en el árbol de navidad. Ojala se decida también a exhibir las irregularidades en la obra pública.

PRECIO.- Los precios para la edificación del árbol y su entorno fueron estratosféricos. Un asalto en plena plaza de la identidad y una erogación que alcanza el grado de insulto en una comunidad donde la autoridad municipal tiene como regla de operación restringir lo básico y exacerbar lo superfluo.

GASTO.- El gasto de los 585 mil pesos en el pino de navidad que se instaló en la plaza de la identidad así como el contorno que se construyó a su alrededor es apenas la punta del iceberg de lo que oculta en estos primeros meses la insaciable administración de “la capital de lo bueno” cuyos excesos empezaron desde la mismísima toma de protesta.

ESTRIBILLO.- El estribillo que los cortesanos utiliza para ensalzar al presidente municipal, delata que en su humillado imaginario quisieran que hasta el movimiento de la hoja del árbol fuera el resultado del desgastado pre fijo boletinero de; “por instrucciones del presidente municipal Cesar Peña Valles…”

LANA.- Así que, bajo este contexto, el gasto del pino y su entorno concluye que, igual que otras cosas que ocurren en la capital de lo bueno, es una instrucción del munícipe que ahora sabemos tiene inclinación por los gastos onerosos y superfluos en lugar de invertir en acciones que reviertan los estragos de la pandemia y la pobreza.

CULPA.- La asignación presupuestal en temas de salud debió ser generosa dado que su administración fue cómplice de incitar al no cuidado a través de la realización del festival navideño, reuniones en colonia y por supuesto la concurrencia al encendido del árbol. Esa fue su aportación a la cuota que engroso la ola de contagios que hoy se vive en Parral.

MANGA.- A los gastos superfluos se le da una amplia manga ancha del erario municipal. A los altamente necesarios, como médico en tu casa se les restringe. Anualmente este programa tiene una asignación de seis millones trescientos veintiséis mil pesos, lo que se gastó en el árbol alcanzaría para financiar 33 días de operación.

VERGÜENZA.- Los 585 mil pesos son también una cifra muy superior al rabón presupuesto de ayuda social que se anunció en la última reunión extraordinaria de cabildo del martes.

GASTO.- Lo destinado para apoyo alimentario será apenas de la tercera parte del costo del árbol. Se destinaran solo 200 mil pesos para adquirir y dotar de ocho kilos de frutas y legumbres a las familias más desprotegidas de la localidad.

MENOS.- El árbol es cinco veces más costoso que los escasos 120 mil pesos que se destinaran para apoyar a la mediana y pequeña empresa a quienes en promedio les tocara de a 600 pesos de ayuda en especie.

INCONGRUENTE.- Por cierto, en las reglas de operación que permiten ayudar a los que menos tienen se agregó un requisito adicional que raya entre lo absurdo y ridículo. Para acceder a un calentón de leña hechizo, logrado en base a donaciones, ahora los aspirantes a beneficiarios ¡tendrán que enfermarse de covid!

BASTA.- ¡No basta con ser pobres y tener frio! ahora deben tener también el certificado médico que avale que se han enfermado de covid, como si la adversidad que cargan no fuera suficiente. La prueba de covid vale más que el calentón.

Botica Guadalupe.gif

AISLADO.- El del árbol navideño no es el único gasto que cae en la exageración en esta administración del licenciado Cesar Peña. Antes, en el arranque de su gestión, allá por el mes de octubre, el informe de la tesorería municipal detallaba ¿o delataba? que un millón trescientos cuatro mil pesos se habían gastado en actividades cívicas y reuniones oficiales. ¡Se consumieron en promedio 43 mil pesos diarios en actividades sociales!

DETALLES.- Ese mismo octubre, la gastosa gestión había asignado cifras menores a otras actividades más necesarias como la promoción social y cultural que recibió  463 mil pesos, en tanto que en mantenimiento y reparación de vehículos destino 267 mil pesos.

SIMILAR.- El gasto de actividades cívicas y reuniones oficiales fue superior incluso a lo que se pagó por la seguridad social de los empleados de la presidencia en octubre, un millón doscientos veintiséis mil pesos.

ABONO.- El dinero del gasto en el árbol hubiera alcanzado también para abonar la tercera parte de lo que se debe a la junta de aguas, de un pasivo trinquetero heredado de la administración de Alfredo Lozoya derivado de los malos manejos en la edificación del fraccionamiento la fortuna.

COINCIDENCIAS.- Podríamos seguir haciendo comparativos numéricos y quedaría como una mala administración la naciente gestión de “la capital de lo bueno” sin embargo en lo político también hay lecturas.

DESCOBIJE.- Primero, nadie había pedido los detalles del análisis del árbol de navidad, la sindicatura lo hizo espontáneamente y se agradece porque vino a dar la puntilla de los excesos superfluos.

HILOS.- Los hilos del manejo político están sueltos en la alcaldía, el presidente municipal tiene tanta autoridad, como el oficial mayor se lo permite. Si intenta extralimitarse ocurren correctivos, pudiera ser que este sea uno.

DATOS.- Faltara solo indagar quien o quienes son los afortunados proveedores de tan avanzada tecnología decorativa y si están en el listado de la cofradía de la mano en el cajón, ¡únicos usufructuarios de la patente del saqueo al erario público!

SORPRESA.- El diseño del adorno navideño, tiene un costo mayor al que se pagaría por el de una residencia, pese a que esta última implica mayores detalles y responsivas. ¡Solo falta que la proveedora resulte pariente de algún funcionario!

APARICION.- Esto ocurre cuando en forma sincrónica el ex presidente Lozoya decidió aparecer en redes sociales tras casi dos meses de inactividad. En política no hay casualidades y por ello la “espontánea” activación de un movimiento en redes sociales que pide que regrese “el caballo” tiene una apariencia contrastante y por tanto inductiva.

TURBULENCIA.- ¿Sera esta solo una turbulencia en la administración de Peña Valles? El dueño de la tiendita tiene la última palabra en los cambios. En la cofradía naranja, nadie se manda solo; Zeus.

610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe
610A193A-659B-4A96-8576-63F189A02752.jpe